14 conceptos básicos que debes conocer antes de invertir tu dinero

14 conceptos básicos que debes conocer antes de invertir tu dinero

Si al fin lograste adoptar el hábito del ahorro y ya cuentas con un fondo de emergencia que te permita administrar tu dinero de una forma más conveniente, entonces el siguiente paso es hacer que ese capital trabaje para ti. 

Cabe destacar que para que comiences a invertir no es necesario ser un experto en la materia, sin embargo, dominar algunos términos comunes sobre este tema pueden ayudarte a detectar mejor las oportunidades.

Al conocer estos conceptos básicos es importante al momento de realizar una inversión ya que ofrecen las herramientas para evaluar, reducir los riesgos y además, evitarás dejarte llevar por la primera impresión de un producto de inversión. 

En esta ocasión te compartimos algunos conceptos básicos que te ayudarán a tener una idea más clara para invertir y tomar las mejores decisiones que se adapten a tus necesidades.

  •  Acciones

Una acción, también llamada título o valor, representa un porcentaje de participación en una compañía. Las empresas emiten acciones para recibir el dinero de inversionistas y crear o expandir su negocio.

El valor total de una compañía es dividido en acciones del mismo tamaño.

Los inversionistas compran acciones por la posibilidad de que haya una apreciación del capital. 

Los dos tipos básicos de acciones son las “ordinarias” y las “preferidas”:

Quien posee las “ordinarias” tiene derecho a votar en temas tales como los objetivos de la empresa y la elección de su directorio.

En tanto, los tenedores de acciones “preferidas” no tienen derecho al voto. Estos inversionistas reciben pagos trimestrales, obtenidos de las ganancias de la compañía.

Los precios de las acciones se determinan por la oferta y demanda, el mercado de valores y las condiciones económicas, además del rendimiento de la compañía e incluso por las expectativas y emociones del inversionista. Cuando fluctúa el valor de una empresa, el valor de sus acciones cambia.

  • Bonos

Son títulos de emisión de deuda de una empresa o estado, que otorga habitualmente a su titular el derecho de cobrar unos intereses de forma periódica y la devolución del principal según los plazos fijados.

  •  Rendimiento

Se trata de la ganancia o utilidad total que se obtiene de una inversión u operación financiera. Se puede concebir como un porcentaje con respecto al gasto de inversión y es uno de los referentes más importantes para decidir si se sigue invirtiendo o no en un instrumento o proyecto. Este beneficio que se obtiene de invertir tu capital suele señalarse en cifras anuales.

El rendimiento no debe confundirse con la rentabilidad de una inversión. Esta se refiere a capital monetario invertido en relación con el rendimiento obtenido y se expresa en porcentajes.

  •  Renta fija

Este tipo de valores financieros confieren el derecho de recibir un flujo de dinero constante a lo largo del tiempo. Los valores de renta fija más comunes son los bonos.

  •   Renta variable

Si posees este tipo de valores, tienes el derecho de recibir un dinero en el futuro que no se puede determinar de antemano, normalmente en forma de dividendos obtenidos con base en las ganancias de una empresa. Los valores de renta variable más comunes son las acciones.

  •  Costo de oportunidad

 Es una decisión económica que tiene varias alternativas, se trata del valor de la mejor opción no elegida, es decir, que hace referencia a lo que una persona deja de ganar o de disfrutar cuando se decide por una de varias opciones disponibles.

Por ejemplo, si cuentas con 20,000 pesos en activos sin rentabilidad y se tiene la oportunidad de invertir en un activo que aportaría 10% de rentabilidad en cierto periodo, el costo de continuar sin rentabilidad es de 2,000 pesos.

  •  Riesgo

El riesgo de una operación financiera es la probabilidad de una potencial pérdida permanente del capital.

Cada decisión de invertir conlleva un cierto nivel de riesgo. Aun las inversiones más seguras corren el riesgo de que la inflación y la volatilidad de las tasas de interés socaven su valor.

El riesgo no siempre es el mismo, pues depende de muchos factores pero, son tres los grupos que existen para clasificarlo: alto, moderado y bajo.

 Vale la pena tomar en cuenta que mientras mayor sea el posible rendimiento, mayor es el riesgo.

Si lo que buscas es proteger su capital, normalmente se tendrán que aceptar menores rendimientos. La clave radica en determinar cuánto riesgo puedes tolerar.

Es necesario considerar que el riesgo siempre implica una variable que puede cambiar el rendimiento, por lo que ningún cálculo puede ser exacto en términos de inversión.

 Si te informas bien, es posible detectar opciones de inversión con buenos rendimientos, sin que necesariamente tengas que correr mayores riesgos, todo es cuestión de investigar detalladamente cuáles son las oportunidades que se te presentan.

  •  Horizonte de inversión

Es el tiempo en el que se dejará trabajar al dinero para que genere rendimientos, puede ser a corto, mediano y largo plazo.

En el corto plazo se privilegia la liquidez y la obtención de un rendimiento estable, sin que represente un mayor riesgo del capital invertido.

En el mediano plazo, que generalmente va de uno a cinco años, se privilegian colocaciones que pueden tolerar fluctuaciones de precios.

Al realizar inversiones con un horizonte a largo plazo, a más de cinco años, se busca lograr un fuerte crecimiento del capital invertido, lo que implica invertir en activos más riesgosos, con marcadas fluctuaciones que cuentan con suficiente tiempo para recuperarse y obtener mayores rendimientos.

Recuerda que es importante que definas una meta, pensar para qué quieres el dinero y para cuándo lo requieres es esencial, ya que de esta forma defines el tiempo de inversión que necesitas y con ello el tiempo que tienes para lograr tu meta.

  •  Liquidez

La capacidad de un activo financiero para ser convertido en dinero efectivo de forma inmediata, sin que se pierda valor en la operación.

  • Diversificación

Repartir tus inversiones entre diferentes activos e instrumentos financieros con el objetivo de reducir el riesgo.

Es una de las estrategias más efectivas para enfrentar situaciones adversas al momento de invertir.

Estudios realizados por Gary P. Brinson, L. Randolph Hood y Gilbert L. Beebower (1991)  demostraron que hasta el 90% de los beneficios obtenidos de las inversiones se han obtenido gracias al acierto en la distribución por tipo de activo.

  • Cartera de inversión

Se trata de una determinada combinación de activos financieros a los cuales se destina el dinero, con el fin de obtener una rentabilidad.

Puede estar compuesta por una combinación de algunos instrumentos de renta fija y renta variable.

Este concepto introduce una idea global de tus inversiones, para tomar en cuenta las correlaciones que pueden darse entre los diferentes activos. Así puedes hacerte una idea de la rentabilidad global que te puede ofrecer tu cartera de inversión y a su vez tomar las decisiones estratégicas necesarias para seguir invirtiendo.

Diversos estudios han demostrado que la decisión más importante que toma un inversionista es la estrategia de inversión, ya que ésta explica la mayor parte (aproximadamente el 90%) de la rentabilidad a largo plazo de su cartera. Y es responsabilidad de la comisión de control definir la estrategia de inversión del fondo.

Es importante considerar que la cartera de inversión varíe en función del riesgo que estés dispuesto a asumir.

  •  Volatilidad 

Es el conjunto de alzas y caídas de la rentabilidad de una inversión a lo largo de cierto tiempo.

Cuanto más alta sea la volatilidad de una inversión, menos estable es, de modo que será más fácil que presente rentabilidad negativa a corto plazo; aunque es posible que al pasar mucho tiempo, podría tener resultados positivos.

En función de tu tolerancia al riesgo deberás elegir una inversión con más o menos volatilidad.

  • Inflación

Es la subida en los precios de los productos y servicios durante un periodo determinado.

El dinero que tienes en el banco y no te genera rentabilidad tendrá cada vez menos poder adquisitivo debido a la inflación.

La inflación se mide a través del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) que recopila los precios de varias categorías de productos (alimentos, ropa, transporte, etc.) para determinar su variación.

  •  Fondos de inversión

Son vehículos de inversión encargados de captar, invertir y administrar los recursos, en los que pequeños y medianos inversionistas aportan su dinero con el fin de adquirir acciones representativas del patrimonio del fondo de inversión y en consecuencia, una parte proporcional de la cartera de valores.

En general, un fondo de inversión está compuesto por una canasta que incluye acciones, con renta variable y bonos de renta fija, generando distintas combinaciones.

Recuerda que no existen fórmulas milagrosas que hagan crecer tu dinero inmediatamente, pero la paciencia y el conocimiento de los mecanismos formales de inversión, son los primeros pasos para que logres hacer crecer tu patrimonio.

Actualmente hay más iniciativas para mejorar, simplificar y hacer más redituable el concepto de inversión. WORTEV CAPITAL ayuda a impulsar empresas mexicanas con inversionistas ofreciendo uno de los mejores rendimientos al año del 24%, de los principales beneficios es que se va depositando cada mes el 2% fijo directo a tu cuenta bancaria. Se invierte desde $10,000 MXN en adelante, sin comisión por apertura o gestión de inversión, el plazo es por doce meses y se puede retirar el capital invertido (total o parcial) al cumplir este tiempo, si no se retira, se renueva en automático el plazo para que sigas recibiendo tu rendimiento mensual, todo depende como quieres hacer crecer tu capital.

Para empezar a invertir todo el proceso es fácil y rápido, te registras en nuestro sitio web, realizas la transferencia y comienzas a recibir al mes tus rendimientos. Crece tu dinero en www.wortev.capital

×