Si ya estás decidido a invertir, pero aún no sabes cómo ni por dónde empezar, te contaremos qué necesitas para estar más preparado. Primero es importante que tengas claro qué es y las claves para tener tu estrategia de inversión.

Una estrategia de inversión es similar a una guía con procedimientos y reglas que se ajusten a tus necesidades y tomen en cuenta el objetivo de tus inversiones, define OBS Business School en su portal.

Antes de comenzar con la tuya debes identificar tus metas, es decir, qué quieres conseguir con tu inversión en el mediano y largo plazo.

Generalmente cuando comienzas a invertir tu principal objetivo es obtener ganancias de tu dinero ahorrado antes de que éste se vea afectado por la inflación.

Al invertir tu dinero, la ganancia obtenida ayuda a mantener el poder adquisitivo de tus ahorros. Es decir, que el monto que ya tenías te permita adquirir los mismos bienes o servicios que podías hacer cuando empezaste a ahorrar.

Aunque es necesario ir más allá. Como inversionista debes cuestionarte qué harás con tus ganancias y cuánto tiempo necesitas para cumplir esos objetivos. Por ejemplo, si tu intención es tener los recursos necesarios para jubilarte, deberías optar por una inversión a largo plazo tal como lo ofrece un fondo de capital privado.

También debes cumplir con un buen manejo de tus finanzas y no tener deudas. Esto evitará que te quedes sin efectivo ante un caso de emergencia y ser constante en tus inversiones.

¿Cómo encontrar tu mejor estrategia de inversión?

Una vez que tengas tu meta identificada y el monto con el que iniciarás tu inversión tendrás más claro qué estrategia de inversión seguir. Aquí te dejamos una lista con 5 cosas que debes considerar para comenzar la tuya:

Entiende tus inversiones: si ya tienes un plan de inversión, el siguiente paso es asegurarte que entiendes completamente cómo funcionan, qué variables debes considerar y monitorear para darle seguimiento.

Conocer los riesgos: como todo en la vida hay riesgos y las inversiones no son la excepción. La clave está en entender cuánta exposición o no tienen tus inversiones en ciertos portafolios o instrumentos de inversión.

Rodéate de personas que conozcan de inversiones: sin importar tu nivel de conocimiento sobre las inversiones no está de más tener una segunda opinión. Contar con un equipo de expertos que puedan asesorarte o disipar dudas es una buena práctica para tener buenos resultados en tu estrategia de inversión.

Diversifica tus opciones: no te quedes con un solo sector. Dentro de tu plan de inversión considera agregar activos de otros mercados, por ejemplo; compañías de manufactura o en empresas de productos de consumo.

Sé constante: las metas financieras como cualquier otra tomará tiempo para que se cumplan. Una vez que inviertes esto se convierte en un hábito que tendrás que darle continuidad para sumar mejores resultados.

Si estás interesado en invertir, conoce Wortev Capital, un fondo de capital privado dedicado a impulsar el crecimiento de pymes. Su objetivo es generar un ecosistema para inversionistas y emprendedores que impacten positivamente a todos.