10 empresas mexicanas que crecieron con capital privado

10 empresas mexicanas que crecieron con capital privado

El Capital Privado es un esquema de inversión integrado por un grupo de socios inversionistas que adquieren participación en compañías privadas, que en el caso de México, no cotizan en la Bolsa.

Como ya lo hemos mencionado en otras entradas de blog los fondos de capital privado invierten recursos en compañías que tienen un alto potencial de crecimiento.

Las apoyan fortaleciendo sus ventajas competitivas y atendiendo sus áreas de oportunidad en términos financieros, operativos e institucionales. De esa manera garantizan generar crecimiento aún más acelerados.

De acuerdo con el estudio Capital Privado como impulsor de las empresas mexicanas: 9 casos de éxito (2015) de KPMG. Entre los beneficios que otorgan los fondos de capital privado a las empresas en las que invierten están:

  1. La creación de nuevos empleos
  2. La profesionalización e institucionalización
  3. Un mayor acceso a nuevos inversionistas y otras fuentes de financiamiento
  4. Mejor reputación en el mercado.
  5. Crecimiento en ventas y utilidades

Las empresas que reciben inversión por fondos de capital privado crecen a una tasa promedio de 58.54%, de acuerdo con el estudio realizada por KPMG. Además, las ventas de empresas que se asociaron con fondos de capital semilla o emprendedor crecieron a una tasa promedio anual de 51.49%.

Por la parte de los beneficios cualitativos está institucionalización de las empresas, lo que facilita que el fondo salga, mediante una venta a un comprador financiero o estratégico, o a través del listado de la empresa a la Bolsa.

Esto debido a que una empresa más institucionalizada es capaz de obtener con mayor naturalidad recursos adicionales para financiar su crecimiento.

Capital privado, impulso para empresas

En la última década, 10 empresas fueron llevadas a Bolsa por los fondos de capital, de acuerdo con información de la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap):

Sector hotelero: City Express y Grupo Hotelero Santa Fe

Carga y logística: Traxion

Instituciones Financieras: Crédito Real y Banco Bajío

Sector energético: Vista Oil & Gas

Aerolíneas: Volaris

Gimnasios: Sports World

Inmobiliaria: Vesta(parques industriales) y Grupo Javer

Cabe recordar que los fondos de capital privado son vehículos de inversión alternativos atractivos para inversionistas individuales o institucionales. Además de ser una buena opción para diversificar tu portafolio de inversión ya que ofrece retornos atractivos con un riesgo relativamente bajo.

Además de generar mayores rendimientos como inversionista estás siendo parte de un efecto multiplicador que beneficia tanto a las empresas pymes que difícilmente encontraran otra fuente de capital para impulsar a sus negocios como a la economía en general.

Si quieres empezar a diversificar tu portafolio e invertir en un fondo de capital emprendedor te invitamos a conocer más sobre nuestro modelo.

Sobrediversificar ¿es bueno o malo para tu estrategia de inversión?

Sobrediversificar ¿es bueno o malo para tu estrategia de inversión?

Uno de los conceptos básicos en materia de inversiones es la diversificación.

Tener una cartera diversificada significa poseer activos que tengan comportamientos dispares en distintos escenarios de mercado; es decir, si un activo baja, hay otro que sube.

El factor clave para obtener los mejores rendimientos no es qué tipos de productos incluyes en tu portafolio, ni el momento en que los compras, sino lograr hacer una combinación perfecta de estos factores.

Si bien, como inversionista siempre desearás tener activos que suban cuando el mercado experimente una tendencia alcista, si diversificas estás renunciando a una parte del rendimiento de la cartera.

Por eso es importante que seas consciente de que “el efecto positivo de la diversificación no se nota sobre la rentabilidad del portafolio sino sobre su riesgo”, explica Fernando Luque, Senior Financial Editor de Morningstar.

Para que la diversificación de tu cartera cumpla su propósito debes incluir diferentes tipos de activos, algunos de renta variable, otros de renta fija, algunas divisas o materias primas.

No se trata de incluir muchos fondos de un mismo tipo, sino pocos fondos de baja correlación entre sí.

El riesgo de sobrediversificar

Todo en exceso afecta. Tendrás que cuidar en no caer en la sobrediversificación, porque esto representa un riesgo mayor que si no tuvieras puestos tus activos en las suficientes opciones de fondos.

“Ningún inversionista prudente pone todos los huevos en una sola canasta. Pero una diversificación excesiva dificulta el rendimiento”, advierte Jhon Neff, inversionista de los fondos de inversiones Windsor.

El mejor camino es tener un portafolio simple, con pocos activos, pero distintos entre sí (de baja correlación).

Pero lo más importante aún es que puedas entender cómo funcionan, entre más claro lo tengas es más fácil que entiendas cómo se comporta tu cartera en su totalidad.

De ahí que Warren Buffet señale que “una amplia diversificación es solo necesaria cuando el inversionista no entiende lo que está haciendo”.

Si quieres conocer más sobre los diferentes tipos de diversificación puedes consultar Qué tipo de diversificación te conviene para invertir

Incluye un fondo de capital privado

El capital privado debe formar parte de tu cartera de inversión a largo plazo debido a que tendrás acceso a inversiones y segmentos de mercado a los que resulta imposible llegar a través de mercados públicos.

Hay una gran tendencia a que los fondos de capital privado aumenten y con ello se amplía el número total de oportunidades.

Además, invertir en capital privado te obliga a tener una perspectiva de largo plazo, que te permitirá reducir tu riesgo de cometer errores tácticos y conductuales.

Si quieres diversificar tu portafolio te invitamos a invertir en WORTEV CAPITAL, somos un fondo emprendedor enfocado en impulsar a las pequeñas empresas.

Invierte en fondos de capital privado en este 2021

Invierte en fondos de capital privado en este 2021

Los fondos son una alternativa para mantener diversificado tu portafolio de inversión. ¿Qué tipos hay y en cuál te conviene invertir?

Una alternativa para acceder a diferentes sectores y activos financieros es con un fondo de inversión. En el mercado existen diferentes tipos a los que puedes tener acceso como un inversionista en desarrollo o experimentado.  Conoce cuáles son y en cuál te conviene invertir.

El fondo de inversión administra y gestiona los activos financieros que lo conforman y así el inversionista pueda estructurar un portafolio diversificado con mejores rendimientos y menor exposición al riesgo.

Si definimos ¿qué es un fondo de inversión?, de acuerdo con la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se trata de un vehículo de inversión que captan activos financieros a través de una administradora u operadora de fondos.

En general, en un fondo de inversión puedes acceder a activos tales como acciones, bonos, derivados, divisas, deuda emitida por instituciones gubernamentales y en empresas a través de figuras como el fondo de capital privado.

Tipos de fondos para invertir

Fondos de pensiones: son una figura que se utiliza para la jubilación. Su objetivo es tener una combinación de activos que permitan un equilibrio entre rendimientos y exposición al riesgo y así tener un capital para un retiro digno del inversionista. Por lo general, cercana la fecha de pensión, los activos son de renta fija para mantener los rendimientos del inversionista.

Los fondos se clasifican de acuerdo con el tipo de instrumentos e inversión que compongan su cartera; por ejemplo, está el fondo de renta variable que invierte en acciones de empresas que cotizan en la bolsa, o bien, fondos mixtos que están estructurados por renta variable y deuda.

La diversidad de los fondos se adapta al perfil de riesgo y horizonte del inversionista, una ventaja para obtener una diversificación en su estrategia de inversión. De acuerdo con la firma DWS Investments los principales vehículos de inversión son:

Fondos de renta variable: es un vehículo conformado por acciones de empresas que cotizan en la bolsa de valores. En este fondo existen diferentes subclases con la intención de tener activos en diferentes sectores, compañías y mercados geográficos. 

Fondos de materias primas: tal como su nombre lo indica se invierte directamente en materias primas o empresas relacionadas con la producción. En estos fondos, el inversionista está expuesto a la apreciación o depreciación de los precios de este mercado; por ejemplo, el petróleo.

En general, un fondo de renta variable es una inversión de largo plazo con buenos rendimientos, aunque expuestos a mayor riesgo.

Fondos de renta fija: se trata de otra de las figuras más frecuentes entre los inversionistas conservadores. Este fondo está conformado por deuda pública y corporativa. Este vehículo de inversión generalmente tiene menor exposición de riesgo aunque los rendimientos no son altos.

Fondos monetarios: se trata de inversiones de renta fija a corto plazo. Este tipo de fondo está enfocado a inversionistas institucionales.

Fondos estructurados:  están conformados por productos derivados para crear flujos de caja adicionales combinados con instrumentos de renta fija que proporcionen estabilidad. Estos fondos potencialmente ofrecen flexibilidad, seguridad y/o mejora de rendimientos.

Fondo de capital privado: un vehículo de inversión en empresas con un alto potencial de crecimiento que no cotizan en la bolsa de valores. Son inversiones a largo plazo y ofrecen rendimientos de doble dígito.

Por lo general, este tipo de inversión se divide en tres tipos según en la etapa de desarrollo que se encuentre la empresa.

Capital semilla: se enfoca en proyectos de nueva creación; Venture Capital, se centra en empresas y negocios en etapas temprana, pero con un potencial alto de crecimiento; y finalmente private equity que se asocia con compañías con una necesidad mayor de capital y ya consolidadas en su industria.

Fondo de capital privado

Para definir cuál es el mejor fondo para invertir debes tomar en cuenta tu perfil y aversión al riesgo, ya que no es lo mismo tener tu capital en un portafolio diversificado entre acciones y bonos del gobierno que en un fondo de pensiones con un plazo a largo plazo para tu jubilación.

En esta decisión debes enfocarte en tus necesidades y características como inversionista, tener claro cuánto quieres ganar y en cuánto tiempo. Si estás interesado en un fondo que te permita rendimiento a doble dígito puedes optar en un fondo de capital privado e invertir en empresas con alto potencial de inversión, o bien, si eres un inversionista más conservador un fondo de renta fija puede ser una alternativa para ti.

Los fondos de capital privado mantienen un buen dinamismo a nivel mundial. La inversión en este tipo de fondo está diversificada en sectores claves de la economía. Si quieres conocer más sobre cómo invertir en un fondo de capital privado te invitamos a conocer más sobre Wortev Capital respalda inversión en emprendimientos