10 de diciembre de 2020

El aguinaldo es una de las prestaciones laborales más esperadas del año. Por lo general, lo utilizamos para solventar los gastos de la temporada. Sin embargo, hay otras alternativas. Aquí te contamos cómo invertir para hacer crecer tu aguinaldo. El aguinaldo es un ingreso adicional al que tienes derecho como trabajador formal. Debido a que se paga a finales de año frecuente se utiliza para solventar los gastos de la temporada como los regalos y preparativos de las fiestas de fin de año. Según una encuesta realizada por Statista tan sólo el 51.1% de la población mexicana utiliza este ingreso para regalos; mientras que el 44.4% para la cena de navidad y un 34.2% para la fiesta de año nuevo.

Da el primer paso

Ya sea una pequeña parte o una cantidad considerable, lo importante es que identifiques en dónde invertir tu aguinaldo para obtener los rendimientos que buscas. También puedes basar tu decisión en tu perfil como inversionista. Si eres conservador y no quieres correr mucho riesgo, los Certificados de la Tesorería (Cetes) pueden ser una alternativa. Los Cetes son instrumentos del gobierno, que conllevan poco riesgo para el inversionista aunque los rendimientos son menores. Existen plataformas como Cetes Directo en la cual inviertes con cantidades pequeñas. Ahora que si tu perfil es más experimentado puedes comenzar en el mercado bursátil e, incluso, invertir en fondos de capital privado. Los fondos de capital privado invierten tu dinero en empresas con potencial de crecimiento con la posibilidad de obtener ganancias de doble dígito. WORTEV CAPITAL puede ser una opción si quieres tener rendimientos de hasta 24% al año.

Traza un plan

Sea cual sea el instrumento que elijas, no debes aventarte a la ligera. Acércate con algún profesional que te muestre cuáles son las opciones de acuerdo con tu perfil de riesgo para crear un plan y que te acompañe en el proceso de tu inversión. Lo ideal sería que tu inversión fuera diversificada, es decir, en diferentes instrumentos para así equilibrar los riesgos. Aunque pareciera que el aguinaldo es insuficiente para invertir y lograr importantes ganancias a futuro, no lo es.  Sin importar la cantidad que destines de tu aguinaldo es un buen inicio si contemplas el total de los rendimientos que obtendrás a largo plazo.
Ahora ya sabes que antes de gastarlo en estos días, guardarlo en tu casa o en un banco -con el riesgo de que pierda valor con el tiempo por la inflación-, mejor saca más provecho de tu aguinaldo e inviértelo. Si estás interesado, conoce WORTEV CAPITAL, un fondo de capital privado dedicado a impulsar el crecimiento de pymes. Su objetivo es generar un ecosistema para inversionistas y emprendedores que impacten positivamente a todos.