Cómo hacer un presupuesto para Navidad

presupuesto de navidad wortev capital

La temporada navideña se supone que es para celebrar y convivir con los amigos y seres queridos. No obstante, seamos honestos, conlleva mucha presión económica para comprar y regalar cosas. Es horrible saber que estás gastando todo tu dinero sin saber a dónde se está yendo. Por lo tanto, es común que las personas se endeuden justamente antes de acabar el año. Entonces, si quieres llegar a tu cena navideña con regalos para todos y sin dificultades económicas, lo que necesitas es planear con anticipación y hacer un presupuesto.

Si haces un presupuesto, puedes organizar tus compras y regalos para disfrutar la celebración con un poco más de paz mental. Además, los presupuestos no solo funcionan para Navidad, entonces puedes replicarlos para cada celebración que tengas. Incluso te ayudan a planear viajes, compras grandes (autos, casas), y más.

Hacer un presupuesto con objetivos

1. Anota tu ingreso mensual (desde el mes en que empiezas a planear)

Esto incluye todo el dinero que recibes cada mes. Tu nómina, ingresos extra, rendimientos de inversión, etc. En Navidad y fin de año, recuerda incluir tu aguinaldo y bonos extra que recibas.

2. Cubre primero los gastos necesarios y constantes

Antes que nada debes asegurarte de cubrir lo de siempre primero. No porque sea Navidad, tu arrendatario te va a perdonar la renta. De tus gastos esenciales, idealmente siempre te debe quedar un poco de dinero.

3. Analiza lo que sobra y cuánto quieres gastar

De lo que hayas acumulado y lo que sobre para Navidad, preferiblemente no gastes todo. Establece qué gastos de Navidad son más necesarios y qué otros podrían ser colaborativos entre tu familia y amigos. Por ejemplo, si el postre lo puede llevar alguien en lugar de que tú lo compres.

También te conviene hacer un recorte de personas que obtendrán regalo. Toma en cuenta que, entre más costoso sea un regalo, menos dinero te quedará para gastar en otras personas. También puedes considerar una dinámica de intercambio o una rifa.

Si tus finanzas siempre te están preocupando, entonces considera invertir tu dinero. De esta manera, tu dinero queda seguro y fuera de alcance para que no lo puedes gastar. Y, además, está creciendo e incrementando.