¿Conservador o atrevido? El dilema para hacer crecer (o no) tus inversiones 

inversionista atrevido o conservador

Bueno, pues cuentas con algo de dinero y te has decidido a invertirlo. Ahora, el siguiente paso consiste en saber y decidir, qué tipo de inversionista quieres ser. Esto definirá cómo va a crecer tu dinero con el tiempo y dependerá, entre otras cosas, de tu situación personal, laboral, tus planes a futuro y de qué tan conservador o arriesgado eres. 

Por ejemplo, no es lo mismo tener una cantidad alta de dinero para invertir, que tener una reducida. También dependerá de tus ingresos, si eres soltero o casado, si tienes familia, sólo una pareja, y tu edad, por mencionar algunos factores.

Para conocer qué tipo de inversionista eres existen varias formas de definirlo. Por ejemplo, en WORTEV CAPITAL contamos con un test en línea. Otro caso es el del Museo Interactivo de Economía (MIDE), que en un test interactivo te plantea disyuntivas como: si tienes familia, ingresos estables y si te gustaría hacer crecer tus ahorros sin mucho riesgo de perderlos.

Otras opciones a considerar y que generalmente no forman parte de las preguntas habituales son: si tienes planes a largo plazo en una relación sentimental y quieres hacer algo que incremente considerablemente tu ahorro asumiendo cualquier tipo de riesgo. Y una más: si vives con tu pareja, compartes gastos y acostumbras ahorrar y quieres correr algunos riesgos para hacer crecer tu dinero. 

Aspectos de este tipo definirán qué tipo de inversionista quieres o puedes ser: conservador, moderado o retador y/o agresivo.

Quiero llevármela tranquila

Los inversionistas con un perfil más conservador, son aquellos que tienen un ingreso más o menos estable (incluso cerca o en plena edad de jubilación), y no quieren tener riesgos con su dinero, pero desean mantenerlo seguro en algún instrumento.

La principal desventaja aquí es que, al ser un perfil de bajo riesgo, los rendimientos también son bajos, por lo que no es la mejor opción si lo que quieres hacer es ver crecer tu inversión. Eso sí, tienes la garantía de que tampoco perderás, pero ten en cuenta que con el tiempo a tu ahorro puede impactarle la inflación. 

Me arriesgo pero poquito

Otro tipo de inversionista es el moderado, que normalmente tienen ingresos estables y en su mayoría son jóvenes o adultos. 

Al momento de invertir son cuidadosos, pero al mismo tiempo están decididos a tomar riesgos en caso de ser necesario, y con ello hacer crecer sus rendimientos. Eso sí, procuran que sus inversiones sean en portafolios diversificados para reducir los posibles riesgos.  Aquí las inversiones suelen ser a mediano y largo plazos.

Sin miedo a nada

Y también están los inversionistas agresivos y con un perfil retador. Normalmente en este tipo de inversionistas encajan los jóvenes que, por ejemplo, no tienen compromisos familiares. Tienen también un ingreso alto y estable, por lo que son más arriesgados que otros perfiles.

Dadas sus características, no temen a posibles pérdidas considerando la volatilidad de los instrumentos en los que invierten, a sabiendas que también pueden ser grandes las ganancias a futuro; son tolerables a ello. 

Asesórate bien

Ahora que ya sabes qué tipos de inversionistas existen, es momento de decidir de qué forma quieres crecer tu dinero. Puedes ser cualquiera de ellos, pero no olvides que siempre debes estar informado, asesorarte de algún experto que te ayude a diversificar y ser muy paciente. Como inversionista puedes enfrentarte a buenos rendimientos a largo plazo, o bien, a la volatilidad del mercado y capitales.

En Wortev Capital, aceleradora y fondo de capital privado que ayuda a impulsar pequeñas empresas con inversionistas, tienes otra opción de invertir tu dinero de forma segura y con rendimientos de hasta 24% al año, la mejor tasa frente a bancos, plataformas fintech, bonos de gobierno e incluso acciones en bolsa.