8 de junio de 2022

La industria aeroespacial es uno de los mercados con potencial para despegar en los siguientes años. Tras el freno en la producción y vuelos del área comercial que originó la pandemia se prevé su reactivación este año. 

Para este año, el crecimiento del sector aeroespacial será de 16% debido a la recuperación de la industria civil y comercial de la aviación. Una de las más golpeadas con los meses de confinamiento tras la pandemia.

Luis Lizcano, director general de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (Femia) explica que la reactivación económica permitió la adaptación de las empresas nacionales y transnacionales para sus procesos de manufactura y confección de piezas con la intención de brindar un servicio a nivel global.

La industria aeroespacial mexicana recuperó los niveles de exportación previos a la pandemia y un aumento de casi 10% en comparación con lo recaudado al 2020, por ello, se prevé una recuperación de 13% hacia 2023.

El dinamismo de la industria aeroespacial y de defensa a nivel global puede mantenerse debido a la demanda de viajes y el gasto militar. Situación que la posiciona como uno de los mercados más prometedores.

En los primeros meses de la pandemia, la industria registró una contracción en el área comercial tras el cierre y cancelación de viajes aéreos. Pese a ello para la firma PwC Global en su análisis aún no se puede definir si se tratará de un freno, o bien,  sólo un impacto manejable en los próximos meses.

Industria de valor

La industria aeroespacial en su desarrollo fusiona herramientas digitales tales como la impresión 3D, big data,  inteligencia artificial y otras aplicaciones para crear valor.

Así para la firma PwC Global hay elementos que generarán su crecimiento  como uno de los sectores atractivos para invertir en los próximos años Entre estos factores destaca:

Las tensiones políticas y tratados de libre comercio. Estas condiciones juegan un rol clave en la industria y, con ello, la posibilidad de reestructurar la cadena de suministro con herramientas digitales.

Una reestructura en la cadena de suministro e incentivar la participación de tus pequeñas empresas dentro del mercado para mejorar los procesos de producción y diseño.

También las fusiones y adquisiciones en la industria aeroespacial mantienen una fuerte tendencia. Así se puede disminuir la carga de costos a los proveedores más pequeños y aumentar las tasas de crecimiento y producción.

¿Qué pasa con el mercado aeroespacial mexicano?

El desarrollo de este sector posiciona al país dentro de los principales productores a nivel mundial. Según datos de IHS Markit, México se ubica en el lugar 14 como productor de la industria a nivel mundial.

Actualmente, hay 368 instalaciones industriales especializadas en manufactura aeroespacial concentrada en cinco estados: Baja California, Sonora, Chihuahua, Nuevo León y Querétaro.

La Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial en su portal explica que México contiene los elementos para incentivar la inversión del sector en el territorio nacional.

El impulso de esta industria en el mercado mexicano es resultado de su posición geográfica, a lado de su principal socio comercial que es Estados Unidos; acuerdos comerciales; clúster y regiones productivas del sector, así como la mano de obra calificada en sectores industriales de alta tecnología como es el caso del sector automotriz.

Sin embargo aún falta incentivar la creación de una cadena de valor aeroespacial en el país. No se trata únicamente de potencializar la inversión en la mano de obra, también se debe apostar en el diseño y servicios más especializados.