18 de marzo de 2021

Los impuestos son una de las medidas que cuenta el gobierno para recaudar ingresos. Pagarlos es una obligación que tenemos como contribuyentes, incluso, por tus inversiones.

Cuánto pagarás de impuestos por tus inversiones es una de las dudas. De acuerdo con la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR), los rendimientos que obtengas por tus inversiones están sujetos al pago de impuestos. 

El monto que pagarás dependerá del instrumento de inversión. Vicente Romero Said, catedrático de la escuela Bancaria y Comercial explica como personas físicas hay ingresos particulares que son sujetos a tributación.  

En general, para los residentes mexicanos la totalidad de sus ingresos están sujetos a la tributación del ISR, ya sea por una fuente de riqueza obtenida en el país o extranjero. 

Adicionalmente, los residentes en el extranjero que obtengan una fuente de riqueza en territorio nacional.  

Para los contribuyentes catalogados como personas físicas el impuesto que deben pagar por sus inversiones puede ser una tasa progresiva de 35% que puede llegar hasta 42%. 

En cuanto a las personas morales la tasa corporativa que tendrán que cubrir es de 30%. 

También puedes leer: Cómo afecta la tasa de interés en tus inversiones

Impuestos en cada instrumento de inversión 

Vicente Romero Said define que de acuerdo con la ley de ISR cada interés obtenido por el rendimiento de crédito de cualquier clase es causa de tributación. 

“Los intereses que perciben las personas físicas, fundamentalmente, los más comunes son los rendimientos del sistema financiero (…). Es importante entender que serán acumulables los intereses cuando hayan sido percibidos y éstos serán en términos reales”, explica. 

El especialista explica que si el monto de los intereses ganados excede contra el impacto de la inflación obtendrás un ingreso acumulable de lo contrario será una pérdida deducible. Por ejemplo, si el inversionista obtiene un 4% anual y la inflación anual es de 3.1%, el interés real es la diferencia entre uno y el otro. 

Cada uno de los diferentes instrumentos de inversión tienen un tratamiento fiscal diferente. 

Mercado de deuda

Al tratarse de activos de deuda gubernamental, el ISR correspondiente los retiene la propia entidad o institución. 

En este mercado encontramos instrumentos de deuda gubernamental como los CETES, Bondes, Udibonos y el BPAS. Cada uno con sus propias particularidades.  

Los Cetes conocidos como certificados que emite el Banco de México, títulos de crédito que se colocan a descuento, es decir, al día del vencimiento recibirás un rendimiento variable a diferencia de los Bondes que cuentan con una tasa fija. 

Mercado forex

Si tienes una inversión en un banco en el extranjero, de acuerdo con el artículo 9 de la ley del ISR, los intereses que implican ganancias cambiarias
son catalogados como interés acumulable sujetas a tributación.

No obstante, hay una opción conforme a la ley. Como inversionista puedes optar por tomar el saldo inicial de la inversión al inicio del ejercicio fiscal junto con los intereses reinvertidos y al factor que calcule el SAT.

Fondos de inversión

Se trata de activos no gubernamentales. Dentro de estas alternativas de inversión encontrarás algunas variantes; por ejemplo, en los fondos de inversión podemos encontrar de deuda y renta variable.  

Al tratarse de un instrumento mixto que puede conformarse por distintos tipos de activos, los impuestos dependerán de cada instrumento. Por ejemplo, la compraventa de activos de renta variable como las acciones no pagan impuestos aunque hay algunas excepciones. 

Para conocer más sobre la tributación en tu portafolio de inversión puedes ver a nuestro Webinar “Impuestos en inversiones de instrumentos de deuda y capital”.

Si eres persona física, en este época de declaraciones, te puede interesar: Devolución de impuestos, ¿en qué invertirla?

Si quieres conocer más sobre cómo invertir, acércate a WORTEV CAPITAL, un fondo de capital privado, cuyo objetivo es generar un ecosistema para inversionistas y emprendedores que impacte positivamente a todos.