La biometría es una de las aplicaciones más frecuentes de seguridad y tecnología en los hospitales. La inversión en tecnologías como el blockchain es una nueva oportunidad para eficientizar sus procesos de atención y seguridad.

Las nuevas tecnologías como el internet de las cosas, inteligencia artificial, big data, impresión 3D y programación neurolingüística en la medicina facilita avances en procesos, medicamentos y tratamientos a favor de los pacientes.

La inversión en investigación y desarrollo en la medicina a través de nuevas tecnologías alcanzó los 23,000 millones de dólares a nivel mundial, de acuerdo con cifras de Statista.

Actualmente, las aplicaciones tecnológicas se ven reflejadas en mejores procedimientos de atención y en una infraestructura que hace funcionar a un hospital, según el estudio Panorama Global del Cuidado de la Salud de Deloitte Insights.

Inversión en innovación en los hospitales

La tecnología ha facilitado migrar servicios como prescripción, diagnósticos por imágenes, localización electrónica de dispositivos, historiales médicos digitalizados. No obstante, con la incursión de tecnología como el big data y la nube, el almacenamiento y manejo de datos como los registros médicos ha cambiado.

Con la interconectividad que permite las tecnologías disruptivas, los hospitales manejan un gran volumen de intercambio de información a través del internet. Situación que pone a la seguridad como un punto crucial entre los hospitales.

Anteriormente, la biometría era una de las formas comunes para mantener la seguridad y autentificación tanto de los pacientes como del personal médico; por ejemplo, el reconocimiento facial, la huella digital, la voz o iris de los pacientes era una alternativa para garantizar la seguridad.

Con los datos biométricos puede controlarse el ingreso del personal médico a zonas restringidas y al acceso del historial médico y tratamientos de los pacientes. Aunque con la incursión de nuevas tecnologías como la inteligencia artificial y el blockchain eso podría evolucionar.

De la biometría al blockchain

El contexto digital exige una infraestructura interconectada y segura para facilitar el trabajo de los médicos y una mejor atención a los pacientes. Y la tecnología del blockchain puede ser una opción por la cual hay que apostar en los próximos años.

La implementación del blockchain en los hospitales puede atraer 300 mil millones de dólares al año, de acuerdo con la firma McKinse. Con esta tecnología como opción de seguridad, los médicos tendrán acceso a la información , colaborarán con sus colegas, recibirán resultados de estudios de manera rápida y segura.

La implementación de nuevas tecnologías y servicios digitales plantea nuevos procesos a favor de los consumidores y para monitorear su salud. Sin duda una alternativa para invertir con el objetivo de obtener mejores rendimientos a largo plazo.

Si quieres conocer más sobre cómo invertir en sectores claves, acércate a Wortev Capital, un fondo de capital privado dedicado a impulsar el crecimiento de pymes.