Deuda buena y deuda mala: diferencias y características

deuda buena y deuda mala wortev capital

Pensar en la palabra “deuda” inmediatamente nos remite a una experiencia negativa. Sin embargo, la realidad es que las deudas pueden traer consigo beneficios si es que se llevan a cabo de manera correcta. Y, en ese caso, podemos llamarla deuda buena.

Existen dos caras de la moneda en cuando a endeudarse se refiere. Primero está la deuda que nos produce un flujo de dinero a futuro. Y, luego está la deuda que nos lo va quitando cada vez más. Esta es la diferencia entre una deuda buena y una deuda mala. Es importante saber reconocerlas, ya que esto puede ayudarnos a sumar crédito y capital a futuro, en lugar de restarnos.

No todas las deudas son algo malo

Las deudas buenas consisten en “endeudarse” al realizar algún tipo de inversión para el futuro. Es decir, pedir dinero prestado para adquirir bienes que, eventualmente, se traduzcan en más dinero o en la eliminación de un gasto recurrente. Por ejemplo, al comprar una casa, en algún momento dejarás de pagar renta. Así, cada que te endeudas con algún beneficio financiero, ya sea pagando algo que en el futuro incrementará su valor o un bien por adelantado, estás adquiriendo una deuda buena.

Por otro lado, se conocen como deudas malas a aquellas compras que no tienen un efecto de inversión y que no nos retribuirán de ninguna manera. Cuando compramos bienes que no podemos pagar o pedimos préstamos para pagar otros préstamos, entonces estamos hablando de una deuda mala.

El mayor problema de las deudas malas es que crecen con rapidez y son muy difíciles de controlar. Incluso, pueden provocar el efecto “bola de nieve”, en el que para saldar una deuda creas dos más y así sucesivamente.

Las peores deudas son en las que la Tasa Anual Equivalente (TAE) es bastante elevada, con intereses que incrementan a medida que se va postergando el pago de la deuda. Por eso, para evitar caer en una deuda mala es preferible ahorrar antes de pagar por algo que se consume rápido. En este caso, no compres cosas que no puedes costear o que realmente no necesitas.

En WORTEV CAPITAL nos interesa que tengas unas mejores finanzas personales, que ahorres e inviertas para tener un futuro más estable. odas las deudas que llegues a tener siempre sean positivas. Para eso, creamos un modelo de inversión accesible y con bajo riesgo.

Contáctanos y conoce más sobre nuestros servicios.