El mayor legado de papá: ahorro e inversión para sus hijos

Padre invierte

El próximo domingo 21 de junio celebramos a una de las personas que nos enseña sobre la vida, el amor y el dinero. Los más grandes maestros siempre han sido los padres y aunque celebremos a papá en casa (recordemos las medidas de distanciamiento social) con una comilona, pastel o regalos, no hay mejor regalo para un padre que el bienestar de los hijos. Es por esto que un padre invierte en su familia y sus seres queridos.

Aunque suene extraño, el legado más grande de papá para su familia, es la educación, incluida la financiera. Con ello los hijos se abrirán muchas puertas, máximo cuando de ahorrar se trata, pues hablamos de nada más ni nada menos que del patrimonio. 

Por ello hablaremos de dos temas fundamentales de conocimiento financiero que pueden pasar de padres a hijos: el hábito del ahorro y la inversión para lograr una meta o incluso la independencia financiera. 

El cochinito puede ser el inicio

Ganar dinero no es fácil y es importante que los hijos conozcan el esfuerzo de obtener dinero y utilizarlo sabiamente.

Aunque cada vez se utiliza menos el término de “domingo” o “mesada”, es importante que los papás continúen dando periódicamente una cantidad definida de dinero a los niños para que éstos empiecen a valorarlo. 

Ya sea en el clásico cochinito alcancía o con una cuenta de ahorro en el banco. El hábito del ahorro es fundamental para que los hijos comiencen a administrar ese dinero. Hacer un plan o listado de cosas que los hijos quieren puede ayudarles a poner una meta de ahorro y lograr sus objetivos. 

Aquí te compartimos una nota de Dinero en Imagen, sobre la importancia del ahorro y tips para lograrlo.

Más grandes, mayores metas

Pero esto es solo el inicio. Al darse cuenta que el ahorro genera beneficios, conforme vayan creciendo, y quizás con recursos propios obtenidos con sus primeros trabajos, seguirán con este hábito para lograr otras metas como: un viaje, una moto, un auto o incluso una casa.

Sin embargo, aquí ya no servirá de mucho el cochinito. Es importante pasar a los hijos el conocimiento sobre cómo el dinero puede trabajar por sí mismo a través de invertir inteligentemente con instrumentos que puedan ir generando rendimientos a su dinero. 

Un padre invierte todo su cariño en la familia y sus seres queridos, pero su inversión más valiosa es en la educación para sus hijos, de aquí la importancia que ellos aprendan a ahorrar, invertir y tener proyectos para un mejor futuro.

Existen muchas opciones de inversión, es cuestión de definir las metas, el tipo de inversionista y verificar cuál de ellas ofrece mayor beneficio con un menor riesgo. Desde las clásicas inversiones en el banco, Certificados de la Tesorería (Cetes) y acciones, hasta los fondos de capital privado que ofrecen los mayores rendimientos y permiten invertir directamente en pequeñas empresas, como Wortev Capital

Enseñarles constancia y tolerancia

Seguramente, con las experiencias obtenidas y viendo los beneficios que el ahorro y la inversión le generan, tus hijos tomarán esta actividad como un hábito, lo que sin duda será benéfico para el resto de sus vidas.

Como buenos padres hay que advertirles desde un principio, que conseguir las metas financieras requieren constancia y en ocasiones ser tolerantes.

Lo principal es tener un propósito u objetivo muy claro en la vida personal o profesional para saber para qué necesitamos el dinero. Una vez que hayamos ahorrado e invertido en algo, es necesario tener paciencia para que el dinero genere rendimientos estables a largo plazo.

En Wortev Capital, fondo de capital privado que ayuda a impulsar pequeñas empresas a través de inversionistas, tienes la opción de invertir tu dinero de forma segura y con rendimientos de hasta 24% al añ. La mejor tasa frente a bancos, plataformas fintech, bonos de gobierno e incluso acciones en bolsa.