La industria de los alimentos o food tech se ha redefinido en los últimos meses, consecuencia de un entorno en constante cambio. Con la incursión de nuevas tecnologías la evolución de este sector no sólo asegura el consumo de alimentos, también acelera la inversión en Venture Capital.

El uso de tecnologías disruptivas como el Internet de las Cosas (IoT), inteligencia artificial, el big data y la robótica están agilizando el crecimiento de la agroindustria. El uso de estas aplicaciones representa una adaptación del mercado para ser una industria más sostenible y eficiente.

Esta evolución tecnológica busca responder los desafíos que enfrenta la industria alimentaria; por ejemplo, una mayor necesidad de producción de alimentos, combatir la crisis climática y una alternativa a los recursos limitados. El Banco Mundial señala que 2050 la producción de alimentos deberá crecer en 70% comparado con la producción actual para abastecer a la población mundial.

El food tech o industria alimentaria suma poco más de 17 mil millones de euros en inversiones en el último año, de acuerdo con el reporte Global FoodTech de la firma Talent Garden. De manera general esta evolución en la industria de los alimentos puede enfocarse en tres principales tendencias:

  • AgTech: se trata de una fusión entre servicios y tecnologías enfocados en elevar la sostenibilidad de la agricultura.
  • Food Delivery: este sector se enfoca en plataformas dedicadas a la entrega de alimentos. En este subsectores destacan historia de unicornios como Rappi.
  • Alimentos y bebidas de próxima generación: ingredientes alternativos como carne de origen vegetal, productos a base de insectos así como productos y alimentos funcionales.

Venture Capital en Food Tech

Las inversiones en Venture Capital  representan un nuevo enfoque para impulsar el desarrollo sostenible y solucionar la creciente demanda de la industria de los alimentos. De acuerdo con la consultora Polaris Market Research, en 2027 esta industria alcanzará tasas de crecimiento de 15.8% al año. Un mercado atractivo para los inversionistas de Venture Capital.

En el análisis precisa que este sector representa una oportunidad tanto para la innovación como inversión. Según su informe el interés por la industria agroalimentaria puede impulsar tanto inversiones en Venture Capital como la atención de inversionistas ángeles.

Los inversionistas de capital privado optan por proyectos en etapas semilla o pre-semilla y suman más de 3.4 mil millones de euros, de acuerdo con el Reporte Inversión en Food Tech 2021.

El informe destaca que las inversiones en esta industria se mantendrán en tendencias tales como:

  1. Food Delivery, las plataformas de pedidos en línea para servicios de entrega de alimentos
  2. Marcas de alimentos innovadoras con ingredientes innovadores o canales de distribución.
  3. Proteínas alternativas. Cada vez más pequeñas empresas apuestan por alimentos con suplementos como proteína vegetal.
  4. eGroceries y kits de comida a través de espacios como supermercados online.
  5. Granja y producción. Una alternativa de cultivo respetuoso con los recursos y procesamiento eficiente.

Hasta ahora, la industria del Food Tech se concentra en los Estados Unidos, siendo el país con el número más alto de nuevas empresas y con un alto nivel de inversión. Después destacan países de Europa y Asía como mercados con potencial en esta industria.

La velocidad de crecimiento de esta industria facilita a que más pequeñas empresas incursionen en este mercado, una oportunidad para los consumidores que obtendrán mejores productos y para los inversionistas de Venture Capital en busca de nuevas alternativas para crecer su dinero.  

En Wortev Capital encuentras una alternativa para invertir en empresas con alto potencial de crecimiento desde una etapa temprana.

Si quieres comenzar a crecer tu dinero, acércate a Wortev Capital, un fondo de capital emprendedor cuyo objetivo es generar un ecosistema para inversionistas y emprendedores que impacten positivamente a todos.