Finanzas personales para el freelancer

finanzas personales para el freelancer wortev capital

Hoy en día, el esquema laboral tradicional ha cambiado y cada vez son más las personas que trabajan por su cuenta. El freelance es especialmente común entre los jóvenes a partir de la generación millennial. Ellos han tenido que adaptarse a los nuevos retos en el esquema laboral, por lo que buscan diferentes oportunidades prestando sus servicios para diversas compañías o proyectos.

Las ventajas que trae consigo trabajar como freelancer incluyen la flexibilidad de horario, el trabajar desde cualquier lugar y la posibilidad de escoger a sus clientes y proyectos. Además, permite establecer un pago justo por el trabajo realizado. Sin embargo, esta libertad también implica una responsabilidad mayor, ya que todos los costos de operación y el cobro recaen sobre la misma persona. Pero esa no es la mayor desventaja. Ser freelance significa no contar con un ingreso fijo. Esto suele causar problemas a los que apenas inician pues no tienen un plan de administración financiera.

Administración financiera para freelancer

El primer consejo es el más básico y conocido de todos: registra tus ingresos y egresos. Es decir, cuánto dinero ganaste al mes y cuánto gastaste. Monitorea tus ingresos durante un tiempo para calcular una promedio y saber cuánto es el aproximado con el que cuentas regularmente.

Al registrar tus egresos, procura separarlos en fijos y necesarios (renta, agua, gas, luz, internet,telefonía, etc.), y variables como alimentos y entretenimiento. Con esto podrás fijar un presupuesto realista basado en tu estilo de vida. Ajustarte a este presupuesto te hará llevar el control de tus finanzas de mejor manera, además de ayudarte a tomar mejores decisiones sobre tus gastos.

El siguiente consejo es dividir los gastos personales y los de trabajo. Cuando eres freelancer, lo más probable es que trabajes desde tu casa, por lo que se asume que todo lo que utilizas en tu trabajo entraría en egresos personales. Sin embargo, el material que utilizas para realizar tu trabajo, desde la papelería hasta el equipo de cómputo, debe de ser costeado dentro del precio al que vendas tu trabajo para que dicha inversión sea recuperada.

Cobrar lo justo por tu trabajo es indispensable para ser sustentable y no tener deudas. Asimismo, lo mejor es que siempre des factura a tus clientes y se la envíes inmediatamente. Esta es una manera de acelerar que te paguen y no tengas que estar detrás de quien te contrató.

En WORTEV CAPITAL estamos conscientes de los retos de la economía de hoy y las inquietudes del futuro. Por eso ofrecemos una opción sencilla y accesible para invertir tu dinero.

¡Conócenos!