14 de enero de 2021

La contingencia sanitaria del Covid-19 impactó de distinta manera sectores claves de la economía. No obstante,  la inversión en la industria de la moda y el lujo mantiene cierto atractivo.

El sector de la moda y lujo es uno de los mercados que sostiene una perspectiva de crecimiento estable en los próximos años. Aunque no se descartan presiones por guerras comerciales, cambios en la producción y canales de comercialización.

Aún con estos factores de riesgo, el mundo del lujo permanece como un mercado estable para invertir, de acuerdo con la firma Deloitte en su estudio Potencias Globales del comercio minorista 2020.

En promedio los ingresos por ventas del sector de ropa y accesorios ascendió a 11,823 millones de dólares, incluso,  pese al impacto tras la pandemia y cierre de diversos establecimientos consecuencia del confinamiento social.

Para enfrentar ese escenario, jugadores de la industria optaron por plataformas digitales para impulsar las ventas de sus productos. Situación que aumentó los rendimientos de activos a 9.4%, según la firma.

eCommerce aliado de la moda y el lujo

La aplicación de nuevas tecnologías facilitó la comercialización de estos productos a través del comercio electrónico. Este canal de interacción y comercialización es una plataforma de impulso para este mercado a nivel global. 

En la Encuesta global de inversiones y capital privado de moda y lujo de la firma Deloitte destaca que los continuos esfuerzos por mantener sus ventas a través del comercio electrónico contribuyeron al crecimiento de los ingresos a doble digito (11.2%).

Con la digitalización en el mundo empresarial, los bienes de lujo personales tales como: la ropa, accesorios,  cosméticos y fragancias permitirán obtener ganancias entre 21 a 30% en los próximos años.

Productos de lujo, foco de inversionistas

La posibilidad de invertir en la industria de la moda y lujo sustenta su atractivo para invertir. Según la encuesta global de la firma, del total de los inversionistas de este sector, el 49% son inversiones en Venture Capital; 36% por instituciones financieras y el resto, por otros servicios financieros.

Este dato refleja que la mayoría de las inversiones son de capital privado, consecuencia de la resiliencia de este mercado pese al impacto esperado por el Covid-19.

Para los inversionistas de Venture Capital, el lujo digital será el sector que más se beneficiará después de la pandemia y se espera que crezca fuertemente en los próximos 3 años. 

Si bien la tendencia de los inversionistas de capital privado se inclina a segmentos consolidados tales como ropa, accesorios, cosméticos y fragancias, continua el interés por invertir en los productos digitales de lujo.

De manera particular, los mercados de Asía y Medio Oriente liderarán este crecimiento en la industria.

Para la región de América del Norte y Japón, la expectativa esperada por los inversionistas es que se mantenga estable en los próximos tres años; mientras que Europa y América Latina sí estarán susceptibles al impacto por el Covid-19.

Conoce el caso de Offlander, una marca de botas mexicanas personalizadas con un plan de negocio digital para crecer a otros mercados.

Si estás interesado en invertir en empresas como esa, acércate a Wortev Capital, un fondo de capital privado dedicado a impulsar el crecimiento de pymes. Su objetivo es generar un ecosistema para inversionistas y emprendedores que impacten positivamente a todos.