La educación tecnológica se ha convertido en uno de los sectores que ha ganado en momentos de crisis. El edtech representan una nueva área para elevar la calidad del aprendizaje, situación que atrae a más inversionistas interesados en este nuevo sector.

Con el confinamiento social la necesidad de continuar las clases desde casa y la aplicación de tecnología aceleró la incursión de pequeñas empresas especializadas en la educación personalizada.

En los últimos meses surgieron más startup enfocadas en mejorar la calidad de la educación y presentar materiales interactivos. De acuerdo con IAB Lab, la crisis sanitaria permitió una nueva oportunidad para reforzar los recursos y el sistema educativo en los países de América Latina.

La educación tecnológica es una oportunidad de reforzar el lazo entre los niños y jóvenes con las escuelas al implementar herramientas más interactivas y plataformas digitales. Esta área tiene el potencial para crecer a largo plazo y no solo como un negocio que creció por la coyuntura de la pandemia.

Te puede interesar: Venture Capital en México, ¿cuál es el panorama para los inversionistas?


Startup en Edtech en América Latina

La educación tecnológica o edtech es una de las áreas poco capitalizadas en los últimos años en la región de América Latina y el Caribe. Previo a la crisis sanitaria este sector representaba el 4% de la inversión de capital privado en la región, de acuerdo con cifras de LAVCA.

Con la una nueva normalidad, cada vez más pequeñas empresas en Latinoamérica tomaron este sector como una oportunidad para innovar e impulsar el sistema educativo.

El surgimiento de este tipo de empresas se centra en países tales como Colombia, México y Brasil, de acuerdo con la encuesta de LAVCA. Los cuales se caracterizan por tener un ecosistema de emprendimiento en desarrollo.

La encuesta Startups de Edtech en América Latina de LAVCA precisa que las medidas para contener los contagios del Covid-19 resultaron un impulso para este tipo de modelos de negocio.

En el mismo sondeo de Lavca especifica que al menos el 50% de las empresas consultadas admitieron que crecieron sus negocios durante la pandemia; no obstante, el 70% admitió que la recaudación de capital se mantiene como una de las principales barreras para su desarrollo.

Capital para la educación tecnológica

Las empresas edtechs se convirtieron en una alternativa de inversión para innovar el sistema educativo. Según cifras de LAVCA, estas empresas predomina aquellas que están en etapas tempranas, ya sea semilla o pre-semilla.


Por su naturaleza necesitan del capital para comenzar a operar y para resolverlo han recaudado recursos a través de mecanismo combinados entre capital privado, oficinas familiares, inversionistas ángeles y capital de los propios fundadores.

El estudio de LAVCA estas son las alternativas de inversión que encontraron las edtechs en la región:

  • 70% inversionistas ángeles.
  • 66% fondos de capital privado latinoamericanos.
  • 43% fundadores propios de las empresas.
  • 33% oficinas familiares.
  • 27% aceleradoras.

Estas empresas han encontrado en los fondos de capital privado una alternativa para crecer y a su vez representa una alternativa para los inversionistas.

Hacia delante estas edtechs aún enfrentan desafíos regulatorios cuando para su desarrollo y colocarse como un elemento complementario al sistema educativo actual.

Si quieres saber cómo invertir en una empresas en etapa inicial con un fondo de capital privado, te puede interesar: ¿Qué es un fondo de capital emprendedor?