17 de febrero de 2021

Las inversiones en Venture Capital son una alternativa para inversionistas visionarios en busca de mejores rendimientos a largo plazo. Pero, ¿por qué deberías incluirla en tu estrategia?

La economía mexicana en los últimos meses ha sobrellevado los impactos del confinamiento social que ocasionó la pandemia Covid-19. 

Situación que originó el freno de varias actividades claves del país y el cierre de más de un millón de micro, pequeñas y medianas empresas, según el estudio Demografía de los negocios del Inegi.

Sin embargo, la inversión en Venture Capital o capital privado ofrece una alternativa para el desarrollo de emprendimientos y pequeñas empresas con un alto potencial de innovación y crecimiento en sus mercados.

En el informe anual de Transactional Track Record o TTR las operaciones por Venture Capital sumaron 2.3 millones de dólares en el último trimestre del 2020, lo que representa un aumento de 6.5% en las operaciones de esta inversión comparado con el mismo periodo, pero del 2019.

Venture Capital se ha perfilado como una alternativa para mantener el desarrollo de las pequeñas empresas en el país. Y para los inversionistas son una opción para obtener altos rendimientos a largo plazo.

Una inversión a largo plazo

José Enrique Alba Escamilla, director de emprendimiento innovador en la Ciudad de México del Tec de Monterrey en entrevista indica que si bien Venture Capital es una alternativa de inversión en innovación y desarrollo empresarial aún hace falta mayor impulso para este tipo de inversión.

Adicionalmente, las inversiones de Venture Capital son una de las inversiones a largo plazo que ofrece rendimientos a doble dígito. Una de las principales condiciones que atrae a los inversionistas.

Una inversión a largo plazo se refiere a aquellas operaciones con un plazo superior a los 12 o 18 meses y con mejores rendimientos anuales. 

“Las inversiones en Venture Capital a largo plazo pueden tener retornos 8 o hasta 15 veces más que otros instrumentos”, explica Alba Escamilla.

Incluso, hay casos que los rendimientos son 200 veces a largo plazo más que otro instrumento financiero como es el caso de unicornios en la industria Venture Capital.

El experto admite que este tipo de inversiones se asocian “probablemente como una inversión más volátil” dado que la startup u emprendimiento está en sus primeras fases de arranque. No obstante, el riesgo es parte de cualquier estrategia de inversión.

Un inversionista está sujeto a cierto nivel de riesgo por cualquier activo financiero en el que tenga su capital. Ya sea en acciones, en divisas o hasta en los bonos de deuda siempre existirá una exposición a la volatilidad del mercado.

Aquí el nivel de riesgo al que está expuesto el inversionista dependerá del instrumento financiero.

¿Venture Capital sólo para visionarios?

Una inversión de Venture Capital está ligada al desempeño que tenga la empresa u emprendimiento en el que se inyecto el capital.

Así con este tipo de fondos, los inversionistas tradicionalmente inyectan capital en proyectos que ofrezcan un modelo de negocio innovador y diferenciador en su mercado. Con la intención de ofrecer un alto potencial de crecimiento que brinde mejores rendimientos a largo plazo.

De esa manera, la inversión está ligada al valor que tienen las pequeñas empresas y emprendimientos. Así el inversionista debe ser analítico y tener ojo en los proyectos más prometedores por el modelo de negocio en sí y tomando en cuenta la coyuntura.

Por ejemplo, en la actualidad las empresas con una estrategia digital cuentan con mayor atractivo para invertir. Según cifras del TTR en el último año, sectores como la tecnología, el internet, servicios financieros y retail constituyen las principales inversiones.

Si quieres conocer cómo funciona, acércate a Wortev Capital, un fondo de capital privado dedicado a impulsar el crecimiento de pymes. Su objetivo es generar un ecosistema para inversionistas y emprendedores que impacten positivamente a todos.