El perfil de los inversionistas en fondos de capital privado

personalidad inversionista

En el mercado hay diferentes opciones para invertir que se adaptan a las características de cada tipo de inversionista. Una de estas alternativas son los private equity o también conocidos como “ángeles inversionistas”. Hoy conoceremos la personalidad que tienen los inversionistas que crecen su dinero en fondos de capital privado. 

Los fondos de capital privado invierten primordialmente en empresas que requieren de dinero y recursos para empezar a crecer, y que perfilan un buen potencial. Es común que sean startups disruptoras que apenas están iniciando en mercados desatendidos y que requieren de acompañamiento para dar el salto.

Algunas de las grandes empresas que hoy dominan a nivel mundial, en algún momento requirieron de inversionistas en fondos de capital privado, industria que ha crecido de forma importante en los últimos años en todo el mundo como una alternativa de financiamiento para los emprendedores.

¿Pero cuál es el perfil que deben tener los inversionistas en los fondos de capital privado? 

Visionario 

Como ya mencionamos, los fondos de capital privado tradicionalmente invierten en empresas que están empezando pero que tienen mucho potencial porque se disponen a atender un mercado que no estaba atendido o no tan atendido; o porque ofrecen productos y servicios novedosos a determinados segmentos.

En este sentido, al tratarse de empresas que están arrancando, el inversionista debe ver, antes de inyectar capital, si esta tiene potencial con base en el segmento que está atacando. Es decir, debe ver si hay una necesidad que se está atendiendo y por ello el emprendedor tiene posibilidad de éxito en el mediano y/o largo plazos. Hay muchos casos de éxito.

Analítico

Pero así como el inversionista de capital privado debe ser visionario, poniendo el ojo en necesidades y mercados con potencial para invertir, también tiene que ser analítico respecto al emprendedor que quiere financiar.

Con ayuda especializada, debe estudiar el o los proyectos en los que pretende inyectar capital. Por ejemplo, a qué actividad esté enfocado; el segmento que se quiere atender; cuál podría ser el plazo de maduración del proyecto; y la rentabilidad esperada.

De igual forma, debe conocer el perfil y trayectoria de quien o quienes están detrás del proyecto a financiar. Es importante conocer bien a la empresa y a los empresarios.

Arriesgado

En general todas las inversiones, y más las que buscan mayores rendimientos, son riesgosas. Pero en el caso de las inversiones en fondos de capital, el riesgo radica justamente en que son empresas tradicionalmente que empiezan a crecer, las que se financian y por lo tanto no se sabe si resultarán o no exitosas.

Al tratarse, por así decirlo, de una apuesta a determinados proyectos que van empezando pero que parecen tener potencial, el riesgo puede incrementarse, pero también, si resulta exitoso, la inversión seguramente se disparará con el tiempo. Esto dependerá precisamente de lo visionario y analítico que haya sido el inversionista.

Tolerante

De igual forma, al tratarse de inversiones en proyectos que tienen potencial pero que son relativamente nuevos, puede darse el caso que el resultado no sea el esperado y por lo tanto la inversión no resulte exitosa. Por lo que otra cualidad de este tipo de inversionista, es ser tolerante a posibles pérdidas, y lo más importante, no rendirse ni echarse para atrás por un mal paso, sino todo lo contrario. Como dicen por ahí: “el que no arriesga, no gana”.

En WORTEV CAPITAL puedes descubrir tu perfil de inversionista al  crecer tu dinero un 24% anual. Al ser un fondo de capital privado, puedes obtener los mejores rendimientos de forma estable y a largo plazo, mientras apoyas al crecimiento de pymes y startups al impactar positivamente en el ecosistema emprendedor. 

Si quieres conocer más sobre los tipos de capital para inversión, te recomendamos este breve video en nuestro canal de YouTube