8 de julio de 2021

El Venture Capital es un modelo que apuesta por las empresas emergentes innovadoras y con potencial de crecimiento. Dentro de esta industria existe de ellas, es el fondo corporativo Venture Capital, pero ¿qué es Corporate Venture Capital y cuál es la diferencia con capital privado?

Dentro de la industria hay diferentes modelos que impulsan el crecimiento de estas empresas y atraen inversiones rentables. El Corporate Venture Capital impulsa la inversión en innovación para que las empresas en etapas iniciales encuentren las herramientas para crecer y competir en su industria. De acuerdo con IEB Business School este método crea valor en el modelo de negocio para generar ganancias a los inversionistas.

Impulso de este modelo durante la pandemia

La inversión de Corporate Venturing (CVC) o Capital Emprendedor Corporativo, al igual que los fondos de inversión en Venture Capital, busca de empresas emergentes o en etapas tempranas con una visión innovadora. Este modelo de inversión se perfila como una opción para el desarrollo y expansión a nuevos mercados de estas empresas.

Aunque eso no significa que sea un tipo de inversión nueva. Este modelo desde los últimos 10 años, este tipo de inversión representó una cuarta parte del total de las inversiones del Venture Capital.

Desde la pandemia esta alternativa tomó mayor relevancia en mercados en desarrollo. En un análisis de la firma EY en conjunto con Endeavor y ARCAP, este tipo de inversión impulsó el crecimiento de 4 de cada 10 empresas de nueva creación con capital privado.

Este tipo de inversión corporativa significa que el inversionista inyecta su capital en una empresa para financiera proyectos junto con ella. Con esta situación implica que cada empresa emergente enfoque los recursos para el desarrollo su modelo de negocio, o bien, crecer su proyecto.

¿Cómo funciona el Corporate Venture Capital?

El fondo Corporativo de Venture Capital es un vehículo de inversión para canalizar el crecimiento de una empresa con el objetivo de generar rendimientos sobre el capital invertido en esa organización.

La opción de este fondo ofrece mejores rendimientos cuando hay una cartera de proyectos alineados en un mismo nicho de negocio. De ahí la relevancia, es necesario encontrar nuevas oportunidades de crecimiento para las empresas emergentes que se refleje en ganancias para los inversionistas.

Con estas características no sorprende que este tipo de inversión se enfoque en empresas en etapas tempranas o en fase semilla. Los inversionistas del fondo corporativo buscan que el producto o servicio presente un potencial de crecimiento escalable. Situación muy similar a cualquier otro fondo de Venture Capital.

Héctor Shibata, especialista en la industria en una columna para EGADE Ideas explica que, en un fondo Corporativo de Venture Capital a diferencia de un fondo de capital privado, los inversionistas buscan rendimientos a favor de una estrategia corporativa. Aunque también fijan estrategias para desarrollar el modelo de negocio desde cero.

Por lo general, en este tipo de fondo los inversionistas buscan que las empresas que conformen su portafolio pertenezcan a un mismo nicho.

También te puede interesar: 5 Industrias que están cambiando gracias al Blockchain

Diferencia entre del Corporate Venture Capital con el modelo tradicional

Si bien el Corporate Venture Capital es un modelo para apostar por empresas de nueva creación como lo hace el Venture Capital tradicional e, incluso, el Private Equity para empresas con mayor solidez en su industria. Sí hay diferencias puntuales entre ambos sitios.

En Venture Capital pueden estar conformados por inversionistas individuales, o bien, por fondos institucionales.

A diferencia del Corporate Venture Capital que los inversionistas son de la propia corporación con capital. Aunque en ocasiones presentan planes estratégicos ante un comité para potencializar el crecimiento de la organización.

Para este tipo de fondos, el horizonte de inversión habitualmente no supera los 10 años. Respecto al modelo de Venture Capita, el plazo es más estricto, entre 7 a 10 años y una vez cumplido ese periodo hay una salida al vender las acciones adquiridas.

Si bien en ambos tipos de inversión se tiene un papel como inversionista. En el caso de un fondo corporativo, el inversionista prefiere una función de observador. Aunque sí busca agregar valor al negocio a través de estrategias de crecimiento.

Por otro lado, el inversionista de un fondo de Venture Capital tradicional se generan ganancias hasta que se suceda una venta de acciones o una IPO.

El Corporate Venture Capital es uno de los modelos dentro de la industria de la inversión en capital privado para impulsar a empresas en etapas tempranas. También existen otro tipo de estrategia como el Venture Debt.

Para saber más sobre qué es el Venture Debt y cómo respalda a las pequeñas empresas ingresa aquí.

Si quieres saber más acerca de cómo invertir en un fondo de capital que impulse a empresas emergentes desde etapas tempranas, acércate a WORTEV CAPITAL cuyo objetivo es generar un ecosistema para inversionistas y emprendedores que impacten positivamente a todos.