Reglas para crecer tu dinero; la inversión es clave

reglas para crecer el dinero

Cuando tienes el hábito de ahorrar o cuentas con un ahorro considerable, el siguiente paso natural es buscar la manera de hacer crecer el dinero para que, en un futuro a largo plazo, éste te permita cumplir metas como emprender, poner un negocio, viajar o simplemente tener una vejez digna sin depender de nadie financieramente.

Esto es, cada vez con más frecuencia, un asunto muy importante para los mexicanos y más si se toma en cuenta que si el dinero sólo se queda debajo del colchón o incluso en una cuenta básica en el banco, no sólo no crecerá sino que perderá valor con el tiempo por temas que influyen en ello como la inflación. No es lo mismo tener un millón de pesos hoy, que tener ese mismo millón de pesos en 10 años cuando seguramente todo esté más caro y las condiciones del mercado sean completamente diferentes.

Para que el dinero crezca hay diferentes reglas que podrían seguirse: algunas son tan básicas para lograr un ahorro, otras pre establecidas u otras recomendadas ya por especialistas en el campo de las inversiones.

1. Para crecer hay que tener

Una regla básica y que puede considerarse de oro para que el dinero crezca, es tan simple como eso: tenerlo.

Es común que, en un principio, se gaste más de lo que se tiene y al llegar a fin de mes, en lugar de tener algo para ahorrarlo, resulta que lo que se logran son deudas crecientes para cumplir con el déficit que se tiene.

Por ello, como lo hemos destacado en otros blogs, es necesario hacer desde ya un presupuesto que permita tener un control de ingresos y gastos para, por fin, gastar menos y con ello ir generando un ahorro.

2. Contar con fondos de emergencia

Una vez que se tiene un control de egresos-ingresos y se logra el hábito de ahorrar, es conveniente poner un poco de ese ahorro en la bandeja de emergencias. Una emergencia, en lugar de hacer crecer el dinero, puede acabar con el patrimonio financiero y en un muchas veces, para siempre.

En este sentido, se debe considerar tener un fondo de emergencia, como puede ser la contratación de un seguro. El seguro es un producto que puede ser de gran ayuda para que no se pulverice el patrimonio en caso de tener una emergencia.

No se trata sólo de un seguro de gastos médicos o de vida, sino de vivienda, auto y de otros activos que integren el patrimonio para que, en caso de algún siniestro, no se vean tan afectados los ahorros.

3. Ahora sí, a invertir

Una de las mejores opciones para que el dinero crezca a futuro, es invertirlo. En una primera instancia hay que conocer las capacidades de inversión que se tienen, es decir cuánto y qué se quiere lograr a futuro; después estudiar el mercado, lo que implica conocer qué opciones se tienen (invertir en inmuebles, renta fija, renta variables, fondos de capital privado, por mencionar sólo algunas).

Una vez analizado el perfil de inversionista que se tiene, el mercado y se elige la opción, ahora sí, es momento de poner ahí el dinero para que vaya creciendo con el tiempo y no se quede inmóvil durante años.

Una de estas opciones es Wortev Capital, Fondo de Capital Privado que ofrece rendimientos de 24% acumulado anual. Por ejemplo, si se invierten 10,000 pesos, en un año se obtendrán 2,400 pesos de ganancia y en cinco años esta ascendería a 12,000 pesos.