ETFs otra forma de invertir en pequeñas empresas

ETFs otra forma de invertir en pequeñas empresas

Los ETFs representan una alternativa de diversificación para cualquier inversionista, incluso, para inyectar su capital a pequeñas empresas.

Los ETF o Exchange Traded Fund son un vehículo que reúne varios instrumentos financieros, tales como: acciones, bonos, futuros, materias primas, entre otros.

Se trata de un tipo de fondo cuyas negociaciones son en el mercado de valores, de acuerdo con Inversis Banco, institución especializada en el mercado de capitales europeos.

Por su composición permite a los inversionistas en compañías privadas y que tienen el potencial de crecer exponencialmente a cambio de rendimientos más altos.

Generalmente, los activos financieros que los componen también pertenecen a otros mercados.  

Diversificación al invertir en ETF 

Este vehículo de inversión replica la composición de un índice bursátil, sea de renta variable, renta fija, materias primas o de divisas y permite a los inversionistas ingresar a mercados internacionales. 

Con este tipo de inversión, generalmente, se negocian volúmenes mucho más altos que las acciones individuales. En algunos casos, hay ETFs especializados; por ejemplo, en sectores prometedores como las nuevas tecnologías y la defensa e industria aeroespacial.  

Recientemente los EFT están volteando a ver a áreas como la tecnología e innovación con la intención de obtener activos con una mejor rentabilidad.  

Sin embargo, no es el único tipo de diversificación que ofrece. También representa una alternativa para aquellos inversionistas en busca de invertir en empresas emergentes que no cotizan en el mercado público

Alternativa para invertir en pequeñas empresas  

Los ETF dirigidas al capital privado invierten en empresas que cotizan no  bolsa, incluidas las empresas de desarrollo u otras instituciones dirigidas en inyectar capital a empresas privadas.

Los ETF brindan a los inversores exposición a nuevas empresas. En el portal de Investing destaca algunos de los principales ETFs que permiten a los inversionistas tener una exposición a empresas con alto potencial de innovación:

OPI de Renaissance: es una alternativa para invertir en empresas que acaban de cotizar en la bolsa. Una peculiaridad es que mantiene una tendencia de la valoración de las nuevas empresas en los mercados privados e impulsa el valor de las organizaciones que cotizan en la bolsa.

GSV Capital:  funciona de manera similar a un ETF. Permite a los inversionistas tener una diversificación. GSVC facilita inyectar su capital en empresas con una visión innovadora con un potencial de crecimiento alto.  

“Los ETF es una opción para cotizar en la bolsa para aquellos inversionistas que les gusta invertir en acciones y del lado, de los fondos de capital privado, es una buena alternativa para llegar a mercados internacionales”.

Denis Yris, CEO de Wortev Capital.

Los fondos de capital privado mantienen un buen dinamismo a nivel mundial. La inversión en este tipo de fondo está diversificada en sectores claves de la economía.

Si estás interesado en invertir, acércate a Wortev Capital, cuyo objetivo es generar un ecosistema para inversionistas y emprendedores que impacten positivamente a todos.

Diversificación, regla de oro en tu inversión

Diversificación, regla de oro en tu inversión

Una de las reglas de oro en las inversiones es la diversificación en tu portafolio, sin importar qué tipo de perfil tengas como inversionista.  

Seguramente alguna vez como inversionista te han recomendado que no pongas todos los huevos en una misma canasta. A eso se refiere la diversificación de tu portafolio, a tener tu capital distribuido en distintos instrumentos para obtener mejores rendimientos.

Pero ¿qué debes considerar para diversificar tu portafolio

Francisco Cruz, analista financiero, nos explica que la diversificación es un método para reducir el riesgo que acompaña a cualquier instrumento de inversión y una medida de protección ante la incertidumbre de los mercados. 

Con esta estrategia, aclara Francisco Cruz, se disminuye el riesgo al que está sujeto un portafolio y mejora  la relación rentabilidad-riesgo

¿Cuál es la relación rentabilidad-riesgo?

La rentabilidad se define a la capacidad de generar rendimientos, de acuerdo con el portal de educación financiera de la Comisión para el Mercado Financiero. En una inversión hace referencia a las ganancias a largo plazo que generará el instrumento u activo financiero al inversionista.

No obstante, en una inversión, incluso en los activos menos expuestos al riesgo como los Cetes, no hay una certeza que los rendimientos se mantengan en un porcentaje, ya que por las propias condiciones del mercado pueden subir o bajar.

La relación riesgo- rentabilidad hace alusión a la posibilidad de obtener una rentabilidad mayor a cambio de tener una exposición al riesgo más alta. De ahí que una de las recomendaciones principales sea diversificar.

Para que sea más claro, si el inversionista es conservador, un ejemplo de diversificación de cartera puede ser aquel portafolio que cuente con instrumentos en deuda gubernamental, bonos del gobierno y cuentas de ahorro. Si bien dan certeza los rendimientos son menores.

Otro tipo de diversificación portafolio sería para un inversionista más arriesgado. Para este tipo de cartera incluirá acciones, fondos de inversión, deuda a corto plazo, e inversión en proyectos y sectores a través de fondos de capital emprendedor. 

Para el experto para diversificar tu portafolio debes considerar: 

  • Rendimiento que ofrece cada instrumento: evaluar las ganancias que te ofrece cada tipo de inversión. 
  • Moneda adecuada: analizar tu capacidad como inversionista y perfil para definir si es viable o no invertir en divisas. Recuerda que es uno de los mercados más volátiles.
  • Inflación personal: es importante considerar tus metas y cuánto necesitas para lograrlo. La idea es tener claro los niveles mínimos de rentabilidad para lograrlo.
  • Elegir instrumentos factibles que empaten con tu estrategia.

Si quieres conocer más sobre cómo invertir con altos rendimientos en diferentes sectores y empresas, acércate a Wortev Capital, un fondo de capital emprendedor, cuyo objetivo es generar un ecosistema para inversionistas y emprendedores que impacte positivamente a todos.

Robótica, una alternativa para invertir en este 2021

Robótica, una alternativa para invertir en este 2021

La incursión de robots en la industria ha dejado de ser una tendencia para convertirse en una necesidad. En este artículo te contaremos si la robótica puede ser una alternativa de inversión para este 2021.

Con la Cuarta Revolución Industrial o Industria 4.0,  para la Federación Internacional de Robótica (FIR) abre la puerta a la implementación de soluciones inteligentes y técnicas avanzadas de producción. Simplificadas en el uso de robots.

Así con las nuevas tendencias tecnológicas y el desarrollo de nuevos mercados, la FIR prevé que se instalen casi 2 millones de unidades nuevas de robots industriales en fábricas de todo el mundo para este año.

¿Qué es la robótica y sus implicaciones?

La definición de robótica se refiere al diseño, construcción, operación y aplicación de robots en las ingenierías tales como mecánica, eléctrica, electrónica y biomédica. Con el objetivo de automatizar y optimizar procesos de producción y logística.

La  innovación tecnológica y la urgencia por elevar la producción aumenta la demanda del uso de robots industriales para hacer más eficiente los procesos de manufactura o en el sector automotriz. 

Esta tendencia va cada vez en aumento. En un análisis sobre los países más automatizados en 2020 de la IFR destaca que, de los 40 países analizados, 15 ya incluyen robots industriales en su producción, exportación e importación. De los cuales, los Estados Unidos, Japón y China, lideran la lista.

¡El futuro ya está aquí!

Germán Ortiz, socio Líder de la Industria de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones, de la firma Deloitte, prevé que hacia delante los robots se apoderen de tareas automatizadas que no requieren de intelecto humano como una alternativa de eficiencia en los procesos.

Su implementación en diferentes sectores económicos puede atraer una mejor eficiencia y desarrollo de los mismos. Situación que ha generado que más de la mitas de las empresas consideren aumentar su inversión en robots.

La encuesta realizada por r el Centro de Excelencia (CoE’s) de la firma Deloitte indica que más 53% de las compañías consultadas ya incursionaron en el mundo de la robótica.

No obstante, sólo 3% lograron escalar sus procesos productivos a una fuerza laboral digital.

Invertir en robots en México

México no está renuente a utilizar robots industriales. De acuerdo con la Organización Mundial del Comercio, en 2017 ocupó el cuarto lugar como importador mundial de robots industriales, después de China, Alemania y los Estados Unidos.

En la actualidad, el uso robots en el país se encuentra en procesos de ensamblaje y en la industria de la manufactura de las grandes empresas. Aún falta mayor inversión para su aplicación en pequeñas y medianas empresas.

La tendencia de invertir en robótica se mantiene con una buena perspectiva para aplicarla en industrias como la manufacturera. Incluso, en el último informe de la IFR, México se ubicó en el noveno lugar dentro de los 15 principales países que ya aplican robots industriales.

Aunque aún hace falta mayor impulso en proyectos de robótica en el país, en particular, para su incursión en procesos de las pequeñas y medianas empresas, de acuerdo con la IFR para el 2022 se prevé un crecimiento promedio de 12% anual.

Si quieres conocer en qué otros nichos puedes invertir, puedes leer nuestro blog 5 industrias para invertir y apostar en este 2021.