Gastos hormiga: apps de comida

Gastos hormiga: apps de comida

La integración total del internet a nuestras vidas nos ha traído muchas conveniencias. Ahora podemos pedir lo que sea en una tienda en línea y nos llega al día siguiente. Podemos ver nuestras series favoritas en casi cualquier dispositivo sin estar sujetos a un horario. Y, el favorito de muchos: podemos comer lo que se nos antoje sin tener que ir al restaurante. Es en este último servicio en el que nos enfocaremos a continuación: las apps de comida y sus efectos negativos en nuestras finanzas.

Hace una década, la única manera de pedir comida a domicilio de tu restaurante favorito era si el establecimiento ofrecía el servicio. De no ser así, tu única opción era acudir directamente al restaurante y comer ahí. Sin embargo, con el auge de las aplicaciones de servicio a domicilio, además de ordenar con facilidad, sabes cuánto falta para que tu pedido llegue. Esta comodidad y practicidad que hace que las apps de comida se utilicen tanto, también es la razón por la que son un peligro para tu presupuesto.

Antes y después de las apps de comida

Antes de que existieran estas apps, nuestros hábitos de consumo eran diferentes. Por ejemplo, si no tenías una cafetería de camino al trabajo, un café de marca era un gasto que no ibas a hacer, ya sea porque no te alejarías de tu camino solo para eso o porque no te vendría a la mente sin verlo.

Si en tu zona de trabajo o casa no había varios restaurantes, consumías menos por el simple hecho de que no tenías a dónde ir. La conveniencia de las apps ha alterado los hábitos de nuestra sociedad. El esfuerzo físico para conseguir algo es mucho menor, por lo tanto, la decisión es más fácil.

Así, en principio gastas más en comida de restaurante por su practicidad. Y aunado a eso, están los costos adicionales por el servicio a domicilio. Esto no solo es el costo de envío, sino las comisiones de las apps. Por ejemplo, una entrada te puede costar 170 pesos físicamente en el restaurante, pero 200 pesos en la aplicación. A esto, agrégale los 25-40 pesos de envío y estás pagando hasta 70 pesos más del costo real. Y si esto es algo que haces una vez a la semana, estás perdiendo por lo menos 500 pesos al mes en gastos adicionales. Ahora, imagina si ya se te hizo costumbre.

En WORTEV CAPITAL queremos que mejores tus finanzas personales. Por eso te ofrecemos, una opción de inversión fácil, accesible y redituable. Conócenos.

Gastos imprevistos y cómo afrontarlos

Gastos imprevistos y cómo afrontarlos

El ahorro de emergencias te puede salvar de los gastos inesperados

Al momento de ordenar nuestras finanzas, uno de los consejos básicos es separar los gastos entre fijos y variables. Es decir, aquellos gastos inamovibles de cada mes o quincena (renta, servicios, gasolina, etc.) y aquellos que no se repiten (salidas, restaurantes, vacaciones, etc.). Sin embargo, algo que siempre debemos tomar en cuenta a la hora de distribuir nuestro dinero es la aparición de gastos imprevistos. Por más que planeemos, existen distintas situaciones que nos pueden hacer tambalear económicamente.

Los gastos imprevistos son aquellos que representan un egreso de económico que no teníamos presupuestado. Algunos de los ejemplos más comunes son emergencias de salud, tanto nuestras como de algún familiar e incluso de nuestras mascotas. También están los daños en el hogar, como el mal funcionamiento de tuberías o electrodomésticos. Finalmente, dentro de los más comunes imprevistos están los del auto, que van desde el mantenimiento preventivo hasta la reparación de desperfectos, multas o el pago de verificación.

Este tipo de gastos nos caen de sorpresa y tenemos que afrontarlos a como dé lugar. A pesar de que no hay manera de evitarlos, hay maneras para sobrellevarlos mejor.

Cómo sortear los gastos imprevistos

  • Genera un fondo de emergencias

Al momento de hacer las cuentas de cada mes y asignar tu dinero a diferentes gastos, estipula una cantidad para un fondo de emergencias. De esta forma, en caso de presentarse un gasto imprevisto, tendrás un “colchón” para cubrirlo. Te recomendamos que le destines a este fondo una cantidad de manera periódica. Y lo más importante, no lo gastes a menos de que sea necesario.

  • Prepárate para los gastos próximos

Si bien no podemos predecir una situación de emergencia, sí podemos adelantarnos a aquellos eventos que sabemos que pueden darle un pequeño golpe a nuestra economía en el futuro. Cada que realices tu presupuesto mensual, piensa en si puedes comenzar a cubrir algún gasto que vaya a ocurrir próximamente. Por ejemplo, un cumpleaños, algún evento en el que tengas que invertir en vestimenta, la verificación del auto, la renovación de tu licencia de manejo, etc.

  • Asegúrate

A nadie nos gusta pagar seguros. De hecho, muchas veces se considera un gasto innecesario. Sin embargo, son la única herramienta que tenemos para manejar emergencias. En lugar de pensar que estás pagando por algo que tal vez no suceda, piensa en un seguro como una inversión que puedes ir pagando poco a poco.

En WORTEV CAPITAL nos importa que tus finanzas personales mejoren. Por eso, te ofrecemos una manera sencilla y segura de invertir. ¡Conócenos!