Cómo invertir para un mejor retiro, más allá de tu Afore

Cómo invertir para un mejor retiro, más allá de tu Afore

Quizás muchos de nosotros no estemos pensando aún en el retiro o lo vemos como algo todavía muy lejano. La edad promedio de la población mexicana reportada por el Inegi en 2019 fue de 29 años, considerada la época más productiva, laboralmente hablando. Es justo el momento crucial donde debemos pensar en invertir para el retiro. 

En este sentido, aunque parece ser un escenario que se encuentra a años luz de distancia, el retiro es cosa seria y debe planearse con suficiente anticipación. 

Actualmente nos enfrentamos a un panorama donde el dinero disponible al momento de jubilarse podría no ser suficiente. Además de sumar a este contexto las modificaciones al “nuevo” régimen de pensiones (1997)  y las condiciones que afectan al mundo por la pandemia del COVID-19. 

La jubilación y las afores

Anteriormente, las generaciones de nuestros abuelos o nuestros padres, podían jubilarse más jóvenes y su pensión era considerable. Se les daba prácticamente la totalidad de su último sueldo. Ahora, de acuerdo con diferentes estudios, las generaciones se jubilarán con menos de la mitad de su último salario y si sumamos la inflación, estamos hablando de una una cantidad  muy pequeña.

El sistema de ahorro para el retiro funciona más o menos de la siguiente manera: una aportación la hace la empresa, otra el patrón y otra el beneficiario. Esta aportación se invierte a través de las Afores (administradoras de fondos para el retiro) y, aunque se supone que es de las inversiones que mejores rendimientos generan, se ven seriamente afectadas por varios factores, entre ellos la volatilidad de los mercados y la bolsa. 

Desde hace años las autoridades y las propias afores han tratado de impulsar el ahorro voluntario. Buscan que los mexicanos depositen de manera frecuente más dinero directo a su Afore, so pena de que, al momento de la jubilación, no se cuente con los recursos suficientes.

Incluso hace un par de semanas surgió una iniciativa desde el Senado para que, la gente que se quede sin ingresos por la pandemia, pueda retirar más recursos de su cuenta de afore. Hoy esto ya se puede hacer, pero la propuesta es que la cantidad suba a 13 mil pesos. Si bien es algo que podría paliar los efectos de la crisis en el corto plazo, a futuro se estaría quitando una parte del ahorro para el retiro.

Invertir a la voz de ya

Como vemos, la situación es compleja y por ello debe atenderse desde ahora. Si bien la Afore es un derecho que debe tomarse en cuenta, hay que pensar más allá por si acaso el monto de las pensiones resultara insuficiente.

Ya lo hemos mencionado en blogs pasados. Hay diferentes opciones para cultivar el hábito del ahorro y la inversión. No se necesita ser millonario para invertir en diferentes instrumentos.

Se trata de ahorrar un poco, y cuando se cuente con una cantidad considerable, estudiar y decidir cuál de la amplia gama que existe en el mercado es la opción adecauda para nosotros. Desde lo más básico y sin tanto riesgos como los bancos pero con un rendimiento mínimo de 5% al año. Hasta algo más atrevido en fondos de inversión con portafolios diversificados con más de 18% de rendimiento anual, e incluso en algunas alternativas más recientes a través de plataformas meramente digitales.

Infórmate, planifica e invierte

Ejemplo de esto es Wortev Capital, aceleradora y fondeadora que ayuda a impulsar pequeñas empresas con inversionistas, ofreciéndoles uno de los mejores rendimientos del mercado. Aquí puedes hacer crecer tu dinero hasta 24% al año, a la par que ayudas a impulsar a las empresas mexicanas que seguramente requerirán de capital ante la situación de contingencia que vivimos.

Es posible invertir desde 10 mil pesos, y por ejemplo, si inviertes esa cantidad, en un año tendrás ya 12 mil 400, y si lo llevas a cinco años, tu dinero crecerá hasta los 22 mil en el periodo. Así que esta puede ser una de las opciones para empezar a pensar en tu retiro más allá de la Afore, no importa que éste se vea aún muy lejano; es más, entre más lejano más tiempo tienes para planificar mejor.

¿Qué es la AFORE y cómo funciona?

¿Qué es la AFORE y cómo funciona?

Todo lo que tienes que saber sobre el AFORE

El AFORE es uno de los conceptos más aterradores con los que nos encontramos al entrar en la vida de adulto. Muchos lo ignoran. Sin embargo, es necesario entender de dónde surge y cómo es que funciona ya que puede traernos varios beneficios en un futuro.

Empecemos con lo primero. Las AFORES (Administradoras de Fondos para el Retiro) son entidades financieras cuyo propósito es administrar los recursos económicos de los trabajadores para su retiro. Esto quiere decir que, al jubilarse, los trabajadores podrán gozar del dinero ahorrado durante sus años laborando.

Surgieron en el año 1997 luego de que dejara de funcionar la Ley que amparaba las pensiones para los trabajadores financiadas por el gobierno. Esto sucedió debido a que la población fue envejeciendo y la tasa demográfica se detuvo, causando que hubiera más personas jubiladas que trabajadores activos. Así, las AFORES comenzaron a involucrar a cada trabajador en su propio retiro, sin importar si era asalariado o trabajara de manera independiente.

¿Cómo funciona la AFORE?

Las AFORES están reguladas por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro (CONSAR), la cual se encarga de vigilar que los recursos sean administrados correctamente. Además, supervisa que el dinero depositado de manera regular se invierta dentro de los parámetros establecidos. El dinero que se invierte en un AFORE genera rendimientos a través de las Sociedades de Inversión de Fondos para el Retiro (SIEFORES). Estas representan a cada “ahorrador”, agrupándolos en sectores de población dependiendo de su antigüedad laboral.

En tu cuenta individual de AFORE es en donde se irán depositando las aportaciones correspondientes para tu retiro. Estas variarán dependiendo de tus ingresos mensuales y de la frecuencia con que sean depositados a tu cuenta. Sin embargo, la CONSAR exhorta a los ahorradores a realizar ahorros voluntarios ya que, de acuerdo con sus cálculos, el promedio de las pensiones laborales que recibe la población jubilada son de únicamente el 20 % y hasta el 35 % de sus ingresos mensuales. Es decir, la mensualidad al retirarse es de solo el 20 % de lo que solía recibir.

Estas son cifras muy bajas. Y, considerando la inflación en el futuro, es casi definitivo que ese porcentaje no será suficiente para cubrir todos los gastos de vida. Debido a esto, cada vez son más las personas que deciden hacer aportes voluntarios automáticos y abrir una cuenta de ahorro e inversión adicional al de su AFORE.

Tipos de aportaciones voluntarias

  • A corto plazo: Se utilizan en un periodo corto de tiempo  (a partir de los dos meses ya puedes hacer uso de ellas).
  • A mediano plazo: Esta inversión la puedes utilizar en un mínimo de 5 años después.
  • A largo plazo: Se pretende dejar la inversión total dentro de la cuenta hasta que el ahorrador cumpla los 65 años de edad. De esta forma, obtendría aparte un beneficio fiscal.

Recuerda que si cotizas en el IMSS o el ISSSTE, entonces necesariamente debes de tener una cuenta en alguna AFORE. Puedes consultar en cuál estás al buscar Localiza tu AFORE. Y, si eres trabajador independiente, entonces tienes la opción de realizar aportaciones voluntarias en la AFORE de tu elección. Para hacerlo, deberás darte de alta en el sitio web de la CONSAR y verificar cuáles son las AFORES que proporcionan servicios para trabajadores independientes.

En WORTEV CAPITAL te ofrecemos un esquema de inversión sencillo y seguro. Conócenos y comienza a asegurar tu retiro.