Venture Capital, una luz para el crecimiento de México

fondos de venture capital

Hoy conoceremos cómo el Venture Capital puede ser una solución para impulsar el crecimiento y bienestar de nuestro ecosistema económico. 

Cuando una empresa está en busca de capital se enfrenta a ciertas dificultades. El dinero de sus inversionistas tiene un techo, los créditos bancarios no siempre son viables, salir a bolsa para una opción compleja y, mientras tanto, los gastos del negocio se mantienen y acumulan día a día. 

La industria de los Venture Capital se ha afianzado como una solución viable ante contextos similares. Se trata de inversiones en forma de acciones que sirven para financiar proyectos que están en una etapa de crecimiento.

El crecimiento de Venture Capital en América Latina y México (punta de lanza a nivel regional) es, quizá, la muestra más irrefutable del éxito de este sistema de inversión.

Durante el tercer trimestre (julio-septiembre) de 2020, el Venture Capital en México registró 31 transacciones, lo que representa un incremento de 106.7% y se invirtieron 184 millones de dólares, 220% más que en el trimestre anterior, de acuerdo con Transactional Track Record (TTR)  

En el país existen al menos 126 fondos de inversión Venture Capital reconocidos por la Asociación Mexicana de Capital Privado (AMEXCAP), de los cuales 104 operan mayoritariamente con dinero de inversionistas mexicanos.

Las compañías tecnológicas son las que prevalecen como las favoritas para las inversiones de los Venture Capital, seguidas de empresas de servicio de consumo y compañías financieras.

Impulso económico

El contexto que proyecta la pandemia para las pymes mexicanas pone en duda la continuidad de miles de negocios, millones de empleos y, por consiguiente, el desarrollo económico como país.

El 92% de las microempresas han registrado pérdidas en los ingresos debido al impacto de la pandemia por COVID-19. Mientras que la cifra para pequeñas y medianas empresas ronda el 88%, de acuerdo con la Encuesta Sobre el Impacto Económico Generado por la COVID-19, realizada por el INEGI.

Pese a que el repunte económico ya empieza a arrojar algunas buenas noticias. Lo cierto es que será necesaria la inversión y el impulso económico adecuado para la generación y continuidad de los negocios.

De ahí la importancia que ha cobrado el Venture Capital. En donde organizaciones especializadas en emprendimientos hacen que la inversión fluya de nuevo hacia las empresas. Mientras los particulares pueden participar poniendo a trabajar su ahorro y el desarrollo económico se detona hacia proyectos que presentan oportunidades importantes de crecimiento.

Resulta una forma prudente de diversificar las inversiones y mantener protegido el ahorro. Todo, en un momento en el que los trabajadores se muestran mucho más cautelosos en el uso del dinero.

En ese sentido, en México existen fondos de Venture Capital que promueven esta modalidad de inversión. Ofrecen no solo buenos rendimientos para prácticamente cualquier persona, sino que han respaldado el crecimiento de empresas mexicanas de los más diversos rubros.

Fondos de Venture Capital en nuestro país

WORTEV CAPITAL: Ofrece rendimientos rápidos, seguridad para el inversionista y, lo mejor de todo, aquellos que aporten pueden estar seguros de que su dinero está apoyando emprendimientos mexicanos rentables. En su portafolio se encuentran empresas como IMITI, Hundsport y Offlander.

 DALUS CAPITAL: Con sede en Monterrey, Nuevo León, esté fondo está enfocado en startups tecnológicas y fintech. Su portafolio de empresas incluye el procesador de pagos Clip y la plataforma de préstamos Kubo Financiero.

 ALLVP: Es un fondo de capital de riesgo enfocado en empresas en etapas tempranas como semilla, Series A y Series B, en sectores como salud, educación, comercio, Fintech y Smart Cities, tales como: Apli, Dentalia y Cornershop.

 ANGEL VENTURES: Un fondo de capital de riesgo que ha puesto en marcha a compañías en diferentes sectores: Kueski, Salud Fácil y Tu Cantón.

AGAVE LAB: Con sede en Guadalajara, este Ventures Capital aporta una propuesta de inversión en compañías disruptoras en sectores que han permanecido con sistemas tradicionales como es el caso de Fondimex, Digitt y VoxFeed.