Claves para alcanzar la reactivación económica global

Claves para alcanzar la reactivación económica global

El impacto económico a un año de la pandemia por el Covid-19 podría comenzar a disiparse y ver en este 2021 una recuperación. Las claves para la reactivación están asociada al comercio y a la campaña para contener la pandemia.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su reciente reporte sobre Perspectivas Económicas supone un mejor desempeño económico a nivel global.  

En su último informe, la OCDE prevé que el crecimiento del PIB mundial sea del 5.6% anual, un aumento de un punto porcentual comparado con su estimado anterior. 

La recuperación mundial está asociada, en gran parte, con la campaña de vacunación para combatir el Covid-19 y un mejor dinamismo en el comercio internacional. 

Estos factores externos impactarán positivamente en la economía mexicana. Recientemente las proyecciones económicas para el país mejoraron; por ejemplo, la estimación de la OCDE pasó de 3.6% a 4.5% para este año.  

Consecuencia del comercio internacional, un estímulo fiscal en los Estados Unidos y las vacunas del Covid-19. 

Para el Banco Mundial, el comercio internacional ha mantenido un buen desempeño pese a la contingencia sanitaria. En su análisis, los precios de las materias primas registran precios más altos que antes de la crisis, lo que impacta de manera positiva en las exportaciones de agricultura y minería.

Vacunas como política de impulso

La campaña de vacunación es la mejor política económica para reactivar la economía global.  Para la OCDE acelerar la producción y el despliegue de las vacunas será primordial en la reactivación de sectores económicos claves y del empleo. 

Las vacunas contra el Covid-19 han sido tomadas por los mercados como un elemento alentador hacia la recuperación. El progreso de la producción y su aplicación se traduce como un indicio de recuperación económica.  

Aunque se mantiene el riesgo de que la distribución de las vacunas contra el Covid-19 sea más lenta que la transmisión del virus. Situación que impacta en la confianza de los inversionistas internacionales, según la OCDE. 

Incluso, la posibilidad de la propagación de nuevas mutaciones y recurrir nuevamente a medidas de confinamiento para su contención podría ser un riesgo negativo hacia la segunda mitad del año.

Estímulos para la reactivación económica

La expectativa de recuperación en la economía está sujeta al gasto de los hogares, situación que impactará de manera positiva en economías emergentes y en desarrollo tales como México.  

En la región de América Latina y el Caribe el dinamismo internacional junto con las medidas sanitarias para contener la crisis sanitaria disminuyen los riesgos financieros de la región.

Adicionalmente, de acuerdo con el Banco Mundial, las remesas hacia la región subieron en comparación con el período previo a la pandemia.

Tal es el caso de la economía mexicana. La gran cantidad de dinero que envían los migrantes puede ser un factor que incida en el gasto de los hogares. De acuerdo con el Banco de México (Banxico), el flujo de remesas alcanzó los 3,297.8 millones de dólares. 

El dinero proveniente de los migrantes que trabajaban en servicios esenciales en los Estados Unidos podrá beneficiarse de los programas de estímulo implementados en dicho país. Incluso, se espera un mayor flujo de remesas por esa medida.

La pandemia ha impacto en todos los sectores en diferentes dimensiones. Con esta coyuntura, la cautela se mantiene constante entre los inversionistas aunque en Venture Capital no fue así.

La inversión en capital privado mantuvo un buen dinamismo a nivel mundial. pese a los efectos económicos y financieros causados por la pandemia.

cércate a Wortev Capital, un fondo de capital privado dedicado a impulsar el crecimiento. Su objetivo es generar un ecosistema para inversionistas y emprendedores que impacte positivamente a todos.

Todo lo que debes saber sobre las facilidades financieras por COVID-19 en México

Todo lo que debes saber sobre las facilidades financieras por COVID-19 en México

El inevitable impacto económico que se ha derivado por la emergencia sanitaria en nuestro país, repercute fuertemente en las empresas y en la población en general. En este sentido, se requieren apoyos financieros que brinden liquidez a los mexicanos.

Para hacer frente a la situación, las instituciones financieras han determinado apoyar a sus clientes a través de diversos programas. Con estos ofrecen facilidades para el pago de los créditos en sus diferentes tipos, cuya principal alternativa será el diferir los pagos.

¿Qué apoyos me da mi banco frente a la contingencia por COVID-19?

Algunos bancos brindan la posibilidad de diferir los pagos entre cuatro y seis meses, aunque generando los intereses ordinarios (no moratorios) hasta liquidar la deuda.

BBVA: anunció que brindará apoyos para que las personas físicas cuenten con cuatro meses de “gracia” en capital e intereses, lo cual se aplica en el pago de tarjetas de crédito, créditos de nómina, préstamos personales, créditos de auto e hipotecarios. A las PyMEs se les otorgan cuatro meses de apoyo en créditos simples y tarjetas de negocio, bajo la condición de estar al corriente en los pagos hasta el 28 de febrero y no contar con un anterior plan de apoyo. El principal beneficio que ofrece es la suspensión del pago del capital y sus intereses, donde las cuatro mensualidades ampliarán su vigencia original.

Banorte: ofrece diferir hasta en cuatro meses los pagos de tarjetas de crédito, así como de crédito automotriz, de nómina, hipotecario a PyMEs, créditos personales y a los clientes “cumplidos” que así lo soliciten. Da la opción de que las compras realizadas en supermercados sean cubiertas hasta el mes de julio. Para los negocios con terminal-punto de venta, como restaurantes, negocios de entretenimiento, hoteles, salones de belleza, refaccionarias, ferreterías y misceláneas, les serán reembolsados los cobros por saldo y facturación mínima.

HSBC: los clientes con tarjeta de crédito, crédito personal, crédito de nómina, créditos hipotecario y automotriz, o financiamiento a PyMEs, tendrán derecho a este programa de apoyos. Este consiste en aplazar los pagos mensuales del capital e intereses hasta por seis meses. Así como reducir el monto del pago mensual; ampliar el plazo establecido previamente; y acceder a un descuento en el saldo por pago anticipado. La vigencia de la solicitud para el apoyo, será del 24 de marzo al 15 de mayo de 2020.

¿Qué facilidades ofrecen otros bancos?

Citibanamex: permite posponer hasta por seis meses el pago de créditos, en donde participan tarjetas de crédito, crédito personal e hipotecario y de nómina, así como el crédito PyME. En cuyo caso se suspende el cobro de intereses moratorios y los cargos de comisiones por pago tardío.

Santander: se podrá posponer el pago de sus créditos por cuatro meses, aplicables para tarjetas de crédito, créditos hipotecarios, de auto, nómina, personales y créditos PyME. Este apoyo consiste en no exigir el pago durante este periodo, incluyendo capital e intereses, por lo que el pago mínimo aparecerá en ceros en el estado de cuenta. Es importante que se realice la solicitud de apoyo antes del 30 de abril. Para hacerlo válido se requieren 24 horas hábiles.

Scotiabank: su plan de apoyo ofrece diferir los pagos de créditos hasta por cuatro meses, sin exigir el pago mínimo; sin embargo, hay que considerar que mientras no se cubra el monto para no generar intereses, continuará el pago de intereses ordinarios. Para los préstamos personales y de nómina, los pagos que no se realicen durante este periodo se harán al final del plazo del préstamo con una cuota mayor a partir de los intereses e IVA generados durante el plan. Para los Créditos PyME, los intereses ordinarios continuarán calculándose y se diferirán a lo largo del plazo restante del crédito, por lo que, durante el periodo de apoyo no habrá pago exigible.

¿Cómo saber si me conviene aceptar el apoyo?

A fin de tomar la decisión correcta para continuar dirigiendo tu negocio e incluso, administrar de la mejor manera tus finanzas, es necesario que consideres los siguientes aspectos:

  • ¿En cuánto incrementará el pago de intereses al final del plazo del apoyo?
  • ¿Cuál es el monto que puedo aportar a mi deuda sin que esto me afecte durante el resto de la contingencia?
  • ¿Cuándo concluirá el plazo de mi crédito a partir del periodo de gracia que se me ofrece?
  • Al término de la contingencia, ¿podré realizar pagos anticipados que me ayuden a disminuir mi deuda?

A partir de lo anterior, puedes elaborar un plan de pagos que te ayude a definir si es la mejor alternativa para ti. Replantea cómo podrás equilibrar el monto de los intereses y tus ingresos personales. También, estrategias para generar ingresos, en donde podrías optar por instrumentos de inversión que te ayuden a crecer tu dinero.

Recuerda que será indispensable infórmate adecuadamente y a detalle con tu institución bancaria para conocer las restricciones de los apoyos. De manera que logres preparar un plan de pagos de acuerdo a tus necesidades, que te permita enfrentar la actual crisis y a su término, reactivar tu economía.

Somos una aceleradora y fondeadora de pequeñas empresas

WORTEV CAPITAL, cuenta con un modelo de negocio abierto a opciones de inversión que permiten el fortalecimiento de empresas mexicanas, ofrece un rendimiento anual del 24% a un bajo monto de inversión.

Este tipo de alternativas permite una mayor estabilidad para la gente que busca hacer crecer su dinero con un menor riesgo de pérdidas. Además, a través de su aportación pueden fondear a las pequeñas empresas, las cuales son responsables de generar más del 70% de empleos en nuestro país.

Por lo anterior, invertir momentos de crisis es vital para que juntos sigamos construyendo un ecosistema económico de bienestar para impulsar a las pequeñas empresas y a la economía de México.

Principales miedos que nos alejan de las inversiones y cómo combatirlos

Principales miedos que nos alejan de las inversiones y cómo combatirlos

Ante situaciones de crisis o incertidumbre financiera como la que vivimos hoy por la contingencia derivada de la pandemia por COVID-19, la cual ha afectado la economía de nuestro país, la única salida para conservar nuestro dinero parece ser ahorrar. Asimismo, una gran alternativa es mantener el valor de tu capital, sin embargo siempre existe un miedo al invertir en temporadas de crisis. 

Si bien debemos proteger nuestro dinero y mantener un colchón financiero que nos permita tener mayor seguridad, el ahorro como principal instrumento financiero puede ya no ser la opción más rentable. 

Afores y pensiones son las principales fuentes de ahorro de los mexicanos, sin embargo la gran mayoría no sabe que los fondos pensionales están sujetos a los cambios en el mercado, que en este momento es muy volátil. Asimismo, un guardadito en el colchón o una cuenta de ahorro significa depender de la depreciación de la moneda o incluso de comisiones o cobros de los bancos. 

Ahora, si de conservar el  valor de nuestro capital se trata, cabe recordar que podemos invertir. En este sentido, existen distintas opciones que pueden acoplarse a tus necesidades, aunque sus rendimientos varían dependiendo de las características de cada uno.

Entonces, ¿qué opciones hay para superar los miedos al invertir?

  • La posibilidad de pérdidas económicas: Aunque ningún instrumento financiero cuente con la garantía (al 100%) de resultados, existen algunos que son más confiables y reducen el riesgo. Además, el diversificar tu monto de inversión, es decir, destinarlo a más de un instrumento financiero, podrá ayudarte a minimizar el factor de riesgo.
  • Si no soy millonario no obtendré resultados: No necesariamente los inversionistas comienzan con grandes cantidades de dinero. Existen diferentes plataformas que te dan la oportunidad de iniciar con montos de inversión a partir de $10 mil pesos.
  • Si no cuento con conocimiento financiero, fracasaré: Aunque el estar informado te brinda otro panorama respecto al movimiento del mercado, no es indispensable ser un erudito del ecosistema financiero para lograr el éxito. Existen instrumentos que se hacen cargo del manejo de tu dinero hasta generar las respectivas utilidades. 

Aun con preocupaciones e incertidumbres, inversiones en fondos privados o modelos como el de WORTEV. Este no depende de la fluctuación de la bolsa y los mercados, pueden brindar mayor seguridad y estabilidad a tu dinero. 

Una alternativa que puedes considerar para combatir el miedo a invertir es realizar simulaciones de inversión con cantidades pequeñas. Lo anterior te permitirá adquirir experiencia y manejar tus emociones frente a los posibles riesgos. También, procura entender cómo funciona el instrumento financiero que te interesa, antes de invertir tu dinero.

Define tu motivador, la otra alternativa 

Cuando nos sentimos cansados de intentarlo una y otra vez para llegar hasta nuestra meta, el contar con algún anhelo nos ayudará a perseverar hasta lograrlo. Para algunos este motivador puede ser “la casa de sus sueños”, la independencia financiera, viajar por todo el mundo o la posibilidad de brindar una mejor calidad de vida para sus familias. No importa cuál sea tu sueño, siempre encontrarás alternativas para llegar a él.

Plataformas como WORTEV CAPITAL y otras, pueden ser una alternativa para sortear el momento complicado por el que atravesamos. Su modelo de negocio incorpora el capital de inversionistas que creen en el trabajo de las pequeñas empresas para impulsar la economía de México. Asimismo, no depende de valores en especulación, por lo que sus rendimientos son más estables, enfocados en el bienestar del inversionista y emprendedor a largo plazo.

De esta forma, puedes generar un ecosistema que fortalezca a los negocios de nuestro país e impacte positivamente en la economía. Esa es una gran motivación para solucionar problemáticas sensibles en diversas comunidades a nive local y globa.

¿Qué es la inflación?

¿Qué es la inflación?

El término inflación es uno que solemos escuchar a menudo cuando se habla de las cuestiones políticas y económicas del país. Es común que se mencione cuando se discute el  aumento de precios en los productos y los servicios, así como el impacto que esto tiene en la sociedad.

Así, la inflación se define como el aumento generalizado y sostenido del precio de los bienes y servicios de una economía durante un periodo de tiempo determinado. Es decir, para que se hable de inflación, el aumento de precio debe de ser en el conjunto de varios bienes y debe ser continuo. Si el precio de algo aumenta solamente una vez al año, entonces es una simple fluctuación en el mercado.

¿Por qué sucede la inflación?

La inflación ocurre cuando el valor de la moneda (en este caso, el peso) disminuye, por lo que la cantidad de dinero circulante se hace mayor que la demanda real. Existen tres niveles, según su porcentaje:

  1. Inflación moderada: Esta se da cuando los precios suben menos del 10% de manera anual.
  2. Inflación galopante: La inflación es desmedida y es mayor al 10% (en varios casos, alcanza hasta los 3 dígitos).
  3. Hiperinflación: El aumento de los precios crece un porcentaje mayor a 1000% en un mismo año. Este es el caso que provoca severas crisis económicas.

Aunque no hay una fórmula específica para determinar cuándo habrá inflación y de cuánto será, conocemos algunas de sus causas. Entre ellas se encuentran los déficits fiscales en el gobierno, el aumento en la demanda de bienes y servicios, una política monetaria expansiva de un banco central y la falta de materiales o insumos para generar productos necesarios.

Desventajas

Sin duda alguna, el hecho de que el precio de la canasta básica de un país aumente, tiene varias consecuencias. Algunas de las más importantes son la disminución de los ahorros (los ciudadanos gastan sus ahorros cuando el dinero pierde valor), la pérdida de poder adquisitivo, la disminución de inversión privada, y una distorsión en el funcionamiento del sistema económico del país.

Ventajas

La palabra inflación tiene una connotación negativa. Sin embargo, no siempre conlleva a una situación negativa. Claro, si se tienen medidas para sobrellevarla a tiempo.

Algunas ventajas que trae consigo el aumento del precio en bienes y servicios, es que los salarios suelen subir a la par. Con esto se pretende que el poder adquisitivo de los ciudadanos se mantenga estable. Asimismo, la inflación también supone un buen momento para mantener el dinero circulando y que exista una transmisión de bienes.