19 de mayo de 2022

Las empresas de nueva creación o emergentes necesitan desde sus primeros años de operaciones capital para contratar personal, equipo y la infraestructura para crecer. El capital semilla es una inversión ideal para este tipo de empresas.

El surgimiento de estos emprendimientos muestra un mejor dinamismo en los últimos años. De acuerdo con el informe El emprendimiento en América Latina del Banco Mundial actualmente la inversión en innovación y nuevos modelos de negocios dejó de ser de las “grandes corporaciones” y ahora, una empresa emergente puede ser precursora de una idea, desarrollarla y ejecutarla.

Las nuevas empresas y emprendimientos en América Latina son responsables del desarrollo de nuevos productos y mercados, ambos factores que inciden positivamente en la economía de la región, define el organismo en su análisis.

También puedes leer: ¿Cómo invertir en capital semilla en México?

Pero, ¿qué es el capital semilla?

Para una empresa emergente los recursos obtenidos en su primera fase se denomina capital semilla. Este capital asume un rol fundamental para detonar el desarrollo y consolidación de estas empresas en despegue.

“El capital semilla les permite seguir operando y seguir creciendo hasta tener un nivel de ser rentable. También con este capital puede posicionarse y ganar un porcentaje importante del mercado”.

Regina Ynestrillas, Analista de Inversiones en Village Capital Latinoamérica.

Con el capital semilla se busca validar el modelo de negocio de la empresa emergente y garantizar su crecimiento y consolidación. Con este tipo de inversión, el emprendimiento capta los recursos necesarios para comenzar sus operaciones.

Para la especialista de Village Capital Latinoamérica, uno de los principales obstáculos que enfrentan los emprendimientos mexicanos y en la región de América Latina es el acceso a capital. Aún hace falta democratizar este tipo de inversión para más emprendimientos del ecosistema.

También puedes leer: Capital emprendedor vs capital semilla, ¿Cuál es la diferencia?

Innovación en América Latina

El interés por impulsar la innovación en América Latina y otros mercados emergentes permite que alternativas de inversión como el capital privado y capital semilla representen una opción para más emprendedores.

La inversión en emprendimientos de la región con capital semilla representa una solución para aquellas empresas que no logran consolidar su negocio. En la región la inversión está concentrada en unos cuantos países: Brasil, México, Colombia y Argentina.

La inversión de capital privado en Latinoamérica alcanzó los 5.4 mil millones de dólares durante la primera mitad del 2022, según cifras de LAVCA.

Para la industria del capital privado invertir en empresas emergentes es una nueva área para explorar. Con una mayor inversión en la innovación y surgimiento de nuevos modelos de negocio atraen el interés de más inversionistas en capital privado tales como:

  • 42% en servicios financieros, en especial, en fintech.
  • 21% bienes y servicios de consumo.
  • 20% servicios industriales.

Factores para invertir en capital semilla

Este tipo de inversión es flexible para empresas pequeñas que están en una etapa muy temprana. Con el capital semilla estos emprendimientos encuentran una opción para capitalizarse, en especial, para aquellos que difícilmente cumplen con los requisitos para acceder a otros tipos de modelos de inversión.

Los emprendimientos en etapa semilla en la última década en la región han tenido un crecimiento de 7 veces más de acuerdo con datos Crunchbase. En los últimos años,  la inversión en capital semilla está concentrada en mercados como los Estados Unidos.

Actualmente con un mayor interés en invertir en innovación y nuevas empresas emergentes existen alternativas de inversión inicial.

Regina Ynestrillas explica que el ecosistema emprendedor de la región y en México ofrece modelos de negocio innovadores, ideas potenciales, no obstante aún no cuentan con las herramientas para levantar capital y lograr el mejor acuerdo que beneficie tanto a inversionistas como emprendedores.

“En Village Capital tenemos programas de aceleración en los que trabajamos con emprendedores que tengan un impacto social, para brindarles las herramientas necesarias para levantar capital y que puedan encontrar al mejor inversionista que tenga los mismos objetivos que ellos y así puedan trabajar de la mano”.

Inversionistas que incentivan el ecosistema

El capital privado es una alternativa de inversión flexible para empresas pequeñas que están en una etapa muy temprana y no cumplen con los requisitos para acceder a modelos de inversión tradicionales.

El crecimiento de este tipo de inversión en empresas desde su etapa semilla en la última década ha tenido un crecimiento de 7 veces más de acuerdo con datos Crunchbase. La inversión en capital semilla se enfocó a menos de 3,200 empresas originarias de los Estados Unidos, uno de los principales mercados en la industria de capital privado.

Actualmente con un mayor interés en invertir en innovación y nuevas empresas emergentes existen alternativas de inversión inicial:

Las tres F (Friends, Family and Fools)

Frecuentemente el principal flujo de efectivo para comenzar con una empresa u emprendimiento se obtiene de amigos y familiares. En este tipo de financiamiento, el emprendedor tiene que convencer a sus conocidos de invertir en él y su idea. Incluso, también el capital puede provenir de sus ahorros.

La desventaja de este tipo de inversión es limitada ya que esta inversión inicial solo se dará en una ocasión.

Inversionista ángel

Este tipo de inversionista busca emprendimientos con un alto potencial y rentabilidad para invertir en su crecimiento. Por lo general el business angel o inversionista ángel inyecta capital en una empresa emergente desde sus primeros meses de vida con capital y asesoría.

Incubadoras de empresas

Una incubadora de emprendimientos que aún son ideas de emprendedores sin experiencia para consolidar ese proyecto.  Con esta alternativa de inversión impulsa a más emprendimientos y empresas de nueva creación a crecer y estructurar. En WORTEV CAPITAL apoyamos a los emprendimientos en la gestión, entrenamiento, capital. Conoce cómo funciona AQUÍ.

La inversión en capital semilla en México es una posibilidad para detonar el crecimiento de las empresas emergentes y emprendimientos. Así las empresas desde una etapa temprana encontrarán el capital para consolidar su modelo de negocio.

Fondos de capital privado

Estas firmas de capital privado invierten en pequeñas y medianas empresas con un modelo de negocio innovador y escalable. En algunos casos se especializan en incentivar la consolidación y crecimiento de empresas desde su etapa inicial.

Con nuesto modelo pionero basado en una economía creciente a través de inversión en emprendimientos mexicanos. En el Fondo Startup, las empresas obtienen un plan financiero para destinar el capital e incluye una Aceleradora inteligente a las operaciones de la empresa para garantizar el crecimiento del emprendimiento.

Consideraciones para invertir en capital semilla

El capital semilla al tratarse del primer capital es una inversión de riesgo debido a que se trata del financiamiento de empresas en etapas iniciales y que aún están en el proceso de consolidarse en su mercado. 

Con este tipo de capital se invierte en una empresa en etapa muy temprana es probable que no tenga el rendimiento que se espera. No obstante, los inversionistas hacen un análisis exhaustivo. 

Regina Ynestrillas detalla que antes de invertir en capital semilla se toma en cuenta al equipo o emprendedor así como la idea innovadora y su capacidad de escalabilidad.

“Se fijan en el equipo fundador y de liderazgo, que sean capaces y su pasión por lo que hacen. Además se enfocan en la idea y su oportunidad de crecer en su mercado”.

Finalmente para la analista de Village Capital en México hay una gran oportunidad para el capital semilla, en particular en aquellos sectores que muestran un crecimiento en los últimos meses como son las fintech, insurtech y salud.

WORTEV CAPITAL es una firma de capital emprendedor que ofrece rendimientos de doble dígito a cambio de invertir en empresas mexicanas en etapas tempranas con el objetivo de generar un ecosistema que impacte positivamente a todos.