Top de los unicornios más valiosos en América Latina

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

En los últimos años, en el ecosistema emprendedor han destacado historias de emprendimientos que han logrado el nombramiento de unicornios en América Latina.

Cuando una pequeña empresa, o emprendimiento, obtiene el título de unicornio se debe a que logró una valuación de mil millones de dólares. Al hacer esa asociación en el ámbito empresarial se dice que se trata de un unicornio en referencia a la singularidad del animal mitológico. 

No sólo se trata de levantar capital y conseguir este nivel de valuación (mil millones). También requiere un largo camino de éxitos a través de diferentes etapas:

Fases al obtener capital

Para iniciar, el emprendimiento o pequeña empresa realiza una ronda de inversión entre sus familiares o también conocido como Friends, Family and Fools (FFF), incluso, puede ser de parte de un ángel inversionista. En este punto es fundamental contar con los recursos para comenzar a darle vida al modelo de negocio. A partir de la constancia del emprendimiento se determina el ritmo de crecimiento en su modelo de negocio. 

Etapa semilla y validación de negocio

El siguiente paso es la etapa semilla. En esta fase, de acuerdo con un análisis de la firma Deloitte, las pequeñas empresas suelen acudir al capital privado para obtener inversiones e impulsar su negocio. Por lo general, es el primer acercamiento con fondos de capital privado o Venture Capital y es una de las principales alternativas de inversión para aquellas empresas que no captaron la atención de un inversionista ángel o de los FFF.

Etapa de crecimiento y consolidación

Para estas alturas, el emprendimiento o pequeña empresa se encuentra en sus primeros años de vida, el siguiente paso es la escalabilidad a nuevos mercados. En esta fase las empresas requieren un monto mayor de inversión, por lo que resulta común que en esta parte de su desarrollo sumen más de una serie de inversión de capital privado.

En el proceso para levantar capital, cada fase está enfocada en impulsar el desarrollo y crecimiento del proyecto. Al final, el valor estimado en total está ligado a factores como rentabilidad, número de ventas y  potencial de ser referente en su industria. Elementos importantes para la transición a unicornio.

Unicornios en América Latina 

La incursión de las inversiones en Venture Capital ha permitido que cada vez sean más las historias de éxito para las pequeñas empresas y emprendimientos en América Latina. 

En el índice The GovTech Index 2020, elaborado por el Banco de Desarrollo de América Latina destaca los cinco principales países que lideran en la región en cuanto a desarrollos del ecosistema emprendedor: 

  1. Chile 
  2. Brasil 
  3. México 
  4. Colombia
  5. Uruguay

En la región, uno de los retos será construir las condiciones para mantener el crecimiento del ecosistema emprendedor a través de inversiones de capital privado, que han contribuido a la transformación de pequeñas empresas en unicornios. 

Top de los principales unicornios en Latam 

En este año se han registrado alrededor de 694 startups con valuación de unicornio en todo el mundo, según cifras CB Insights. A continuación te enlistamos los unicornios mejor valorados en Latam según la plataforma:  

Nubank 

Es una fintech fundada en Brasil y que cuenta con presencia en otros países de la región como México y Colombia. La empresa especializada en el sistema financiero está valuada por 30 mil millones de dólares y representa una de las principales alternativas para brindar servicios de un neobanco.

Kavak

Esta plataforma especializada en el comercio de automóviles seminuevos fue el primer unicornio mexicano. La empresa mexicana fundada en 2016 es el segundo unicornio mejor valorado en América Latina con 8.7 mil millones de dólares.

dLocal 

Es un procesador de pagos fundado en Uruguay, fundado en 2016. Actualmente tiene una valuación de 6 mil millones de dólares. Destaca en el sector Fintech por ser una opción accesible y eficiente para empresas. 

Rappi

Se trata de una plataforma de entrega que conecta a consumidores con tiendas locales.  A través de su servicio hay un intercambio de ropa, alimentos y medicamentos. Surge en Colombia y está valuada por 5.2 mil millones de dólares tras su última ronda en la cual obtuvo 500 millones de fondos como GIC SoftBank, DST Global, Sequoia Capital, entre otros.

QuintoAndar

Una plataforma creada en Brasil que crea un sector inmobiliario digital, facilita el alquiler de bienes raíces residenciales. Creada en 2012, este unicornio tiene una valuación de 4 mil millones de dólares

Cornershop 

Servicio de supermercado online, fundado en Chile en 2015. Unicornio que a partir de 2021 fue adquirido por Uber. El primer unicornio chileno, valuado actualmente en 3 mil millones de dólares. 

Los unicornios en Latinoamérica son cada vez más, actualmente 31. Prueba del crecimiento y desarrollo que ocurre en el ecosistema emprendedor. Esto convierte a la región en un atractivo destino de inversiones. 

Son 9 los unicornios en México que se convierten en un referente dentro de su industria. Sin duda, el camino trazado por Kavak como el primer unicornio se traduce en un mejor dinamismo de la inversión del capital privado y a su vez en más unicornios mexicanos. 

Si quieres saber más sobre cómo invertir en proyectos innovadores con potencial de crecimiento puedes leer: ¿Qué es un fondo de capital emprendedor?

Sobre esta nota

Los unicornios en Latam han incrementado significativamente.  Aquí te presentamos el ranking de los más destacados.

También podría interesarte

Suscríbete al newsletter

Lo mejor del ecosistema de las inversiones y capital privado en tu correo.

También podría interesarte

Las tendencias sustentables para invertir en 2023 estarán enfocadas en reducir el impacto ambiental de las industrias.
El impacto a un año de la pandemia podría comenzar a disiparse y ver una reactivación económica este año.
La inversión de impacto es una alternativa que optimiza el rendimiento del inversionistas y promueve causas sociales.
¿Por qué la sustentabilidad no puede faltar en tu portafolio de inversiones? Aquí te lo contamos