16 de diciembre de 2022

A lo largo de la vida de las empresas mexicanas están en busca de alternativas de capitalización para su desarrollo, de las cuales destacan tipos de inversión que surgen en el mercado ante la demanda de más empresas como el crédito privado. 

En un escenario de rápido desarrollo de negocios y empresas estas alternativas funcionan como un mecanismo flexible para las partes involucradas: inversionistas y empresarios. Modelo que responde al constante cambio en el mercado.

Durante décadas el desarrollo de empresas ha sido fundamental para la economía mexicana. La actividad que representan las pequeñas y medianas empresas o pymes equivale al 52% del crecimiento del país.De ahí la relevancia de invertir en su consolidación.

No solo eso, el surgimiento de estas empresas representan una de las principales fuentes de trabajo en el país. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 7 de cada 10 empleos en el país son creados por una pyme. 

Te puede interesar: Mercados emergentes con capital privado, oportunidad para inversionistas.

¿Qué es el crédito privado? 

El crédito privado es un tipo de estrategia que contempla préstamos con condiciones distintas a los modelos tradicionales enfocado en capitalizar a las empresas, startups y corporaciones con características de deuda y capital. 

Jorge Schaar, socio de Capital privado y financiamiento en Deloitte en el Webinar: ¿Qué es el crédito privado? Tipos, ventajas y desventajas explica que con una industria en desarrollo este nuevo mecanismo estimula el desarrollo de pequeñas y medianas empresas. 

La estructura del crédito privado funciona similar al capital privado. Esto significa que al igual que un fondo de capital privado, los recursos invertidos se destinan a proyectos productivos y empresas en diferentes etapas con la diferencia de que estos recursos van como deuda. 

Schaar agrega que el crédito privado es un complemento de capitalización para las pequeñas empresas con condiciones competitivas, con mejores costos y tasas adaptadas a la realidad y a la etapa en la que se encuentran esas mismas empresas.

Para el inversionista, este capital flexible cuenta con una estructura de mayor certidumbre. Esto debido a que hay un documento de cuánto y cómo recibir ese retorno. Situación que suma certidumbre. 

También puedes leer: Inversionsitas en México impulsan círculo virtuoso en el ecosistema.

Crédito privado: retos en su desarrollo

Dentro del ecosistema, tanto empresas como startups, encuentran diferentes opciones para capitalizarse y crecer. Recientemente, la figura de crédito privado se ha convertido en el capital que apoya su expansión y modernización. 

Generalmente, las empresas optan por dinero propio, o bien, de amigos y familiares como el primer recurso para iniciar con sus proyecto para arrancar. Incluso, recurren a alternativas tradicionales como préstamos personales, o bien, tener liquidez a través de sus propios proveedores. 

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre el crédito privado evalúa la oportunidad de este tipo de capitalización en mercados como América Latina y el Caribe debido a la personalización del mecanismo en temas como tiempos, comisiones y la flexibilidad en el proceso así como requisitos para obtenerlo. 

Todo esto hace del crédito privado una de las mejores estrategias que inversionistas institucionales incluirán en sus carteras,  destaca el BID en su análisis.

No obstante, el desconocimiento que hay sobre cómo funcionan los créditos de capital privado. Jorge Schaar señala que se trata de uno de los principales factores que impiden acceder a estos mecanismos. 

“La deuda es una alternativa de fondeo que bien utilizada da mucha rentabilidad,  importantísimo. Vemos que hay un mercado de utilizar este tipo de fondeo. Aunque el desconocimiento es una barrera importante”.

Revive el Webinar: ¿Qué es el crédito privado? Tipos, ventajas y desventajas con Jorge Shaar.

Un nuevo partner en la industria

La reactivación de la economía e impulso de los emprendimientos tras la pandemia es uno de los retos relevantes en la agenda global. Con un freno de los principales pilares económicos este objetivo se convirtió en una de las principales tareas en países como México. 

El socio de capital privado de la firma Deloitte añade que este tipo de crédito es una alternativa para lograr esa reactivación e impulso de empresas mexicanas. El crédito privado es una alternativa interesante para ello.  

Desde la perspectiva del inversionista este tipo de alternativa flexible representa un gran potencial rentable en mercados como el mexicano y en América Latina con el potencial de generar un impacto positivo en el desarrollo de las empresas. 

Además, los fondos de crédito privados se están convirtiendo en una opción de inversión atractiva para los jugadores institucionales que cada vez se inclinan por mercados alternativos. 

“Deuda bien utilizada ofrece rentabilidad y hay un enfoque muy marcado, hacia el movimiento de recursos”. 

Los fondos de deuda o venture debt en la industria de capital privado es un nuevo mecanismo que toma forma entre los jugadores institucionales y el ecosistema emprendedor. 

La flexibilidad que ofrece este tipo de capitalización para las empresas e inversionistas la convierte en una pieza clave para estimular el desarrollo de más empresas y mover a la economía tras la pandemia.

WORTEV CAPITAL en su fondo Startup asume el modelo de venture debt enfocado en la inversión en empresas y startups mexicanas innovadoras y con alto potencial de escalabilidad.

calculadora-de-inversiones-h-WORTEV CAPITAL