11 de julio de 2022

Estos primeros meses del año, factores geopolíticos, económicos y financieros presionan el escenario global. Como dos torres en un tablero de ajedrez a punto de dar jaque mate, estas condiciones advierten una desaceleración económica que preocupa a inversionistas y emprendedores. 

Con el confinamiento frente al Covid-19, el escenario económico tras mantener industrias en pausa, era un riesgo. Ahora con una mayor inflación, alza de tasas de interés, el enfrentamiento entre Rusia y Ucrania así como una nueva ola por Covid-19 en China, son piezas en el tablero que ponen en cautela a los mercados. 

Si bien estos factores globales aumentan el riesgo de una desaceleración económica, para el ecosistema emprendedor este contexto de crisis puede ser una oportunidad.  América Latina y en especial, México tiene atractivo como plataforma de innovación y creación de nuevas empresas.

También puedes leer: Levantar capital privado: de semilla a cotizar en la bolsa.

Factores de riesgo en el escenario global 

Joel Martínez en entrevista explica que situaciones globales como el conflicto Rusia y Ucrania así como el alza en los precios mantienen un escenario de cautela entre los mercados. 

Frente a la coyuntura de desaceleración económica,  países como Estados Unidos impulsaron políticas monetarias y públicas para estimular la actividad económica y mantener el consumo. Ahora enfrentamos condiciones que mantienen incertidumbre que impacta de diferente manera.

Por un lado, el mercado de valores presionado y para el capital emprendedor o estrategias de largo plazo podría significar una oportunidad para ser selectivos ante una posible desaceleración económica. Para el especialista en este escenario, hay que reducir el riesgo.

“La economía mundial presenta una desaceleración en medio de las nuevas amenazas derivadas de la pandemia, aumento de la inflación, deuda y la desigualdad de ingresos”.

Joel Martínez, economista y columnista de Reforma.

Durante la primera mitad del 2022 vemos un escenario mixto en las inversiones de capital privado. Por un lado, se mantuvo un crecimiento constante en cuanto a las transacciones en el mercado de capital privado y por otro lado, el flujo total de las inversiones mostró un decremento.

Esto significa que las inversiones continúan pero que los fondos son más selectivos en cuanto a tipo y etapas de las empresas. Esta tendencia podría mantenerse en los próximos meses ante una posible desaceleración económica. 

Incluso, en las inversiones a empresas emergentes se prevé una caída de 13% en la inversión durante el último trimestre. CB Insights señala que empresas estadounidenses recaudarían un total de 61 mil millones de dólares en ese trimestre. Uno de los montos más bajos desde la pandemia.

Impacta o no en el ecosistema emprendedor

México destaca como el segundo país con mayor capital privado, tan solo después de Brasil. Situación que refleja las condiciones para crecer este ecosistema y el rol que toma el país en la región de Latinoamérica.

“Sí habrá cierta cautela ante el escenario global que enfrentamos, pero en la región, hay condiciones que mantienen en crecimiento los emprendimientos. Hay talento y hay oportunidades para innovar y problemas por resolver”. 

Daniela Ruiz Massieu, fundadora del Centro de Emprendimiento del ITAM – EPIC Lab.

La especialista indica que en los próximos meses veremos cierta selectividad entre los fondos de capital emprendedor sin que presente un cambio en sus tesis de inversión.  “No es que los fondos dejen de invertir, mas bien van a invertir con valuaciones ajustadas”.

Y del lado de los emprendedores, tendrán que reestructurar y enfocar bien el capital para enfrentar este contexto global. 

Para Daniela,  el emprendedor encontrará en un fondo de capital privado colaboración, mentoría, networking y capital, lo  que le permitirá ajustarse ante estos tiempos de cautela. 

También puedes leer: Capital privado mantiene dinamismo pese a retos económicos.

Inversiones a largo plazo

Con la advertencia de un contexto complicado, la recomendación entre inversionistas se mantendrá en estrategias a largo plazo. Una manera de disminuir la exposición al riesgo y volatilidad que persiste en los mercados de manera natural.

En este escenario cualquier activo está expuesto a la incertidumbre de los mercados. Una inversión a largo plazo, tal como lo permite el capital emprendedor, ayuda a tener menos exposición a las especulaciones en el mercado ante una desaceleración económica.

Pese a la cultura de miedo al riesgo entre inversionistas mexicanos, en una estrategia de inversión a largo plazo como lo es el capital emprendedor se evalúa el tamaño del mercado, el modelo de negocio, el equipo de la empresas, y el emprendedor. Factores que permiten una inversión redituable y disminuir la incertidumbre ante una posible desaceleración económica. 

“A pesar de que el venture capital será más conservador, la tolerancia al riesgo permitirá invertir en nuevos sectores. Y con nuestro modelo damos capital acompañado de la aceleradora nuclear que garantiza el crecimiento del emprendimiento”.

Denis Yris, director general de WORTEV CAPITAL.

El modelo de inversión de WORTEV CAPITAL toma el venture debt para capitaliza a las empresas mexicanas. Así con un plan de operación junto con una aceleradora nuclear de negocios le da al emprendedor asesorías y mentorías de un grupo multidisciplinario para alcanzar sus metas. 

Adicionalmente, la tesis de inversión de WORTEV CAPITAL invierte en sectores de innovación y en especial, en el sector tradicional. Eso nos resta del mapa de incertidumbre a comparación de otros fondos y así estimular al  ecosistema emprendedor y la evolución de la economía de México, detalla Denis Yris.