15 de junio de 2022

Uno de los factores de mayor peso y que no podemos dejar de lado al momento de invertir es la exposición que conlleva. Esto hace referencia a la incertidumbre a la que puede estar expuesta cualquier tipo de inversión; por ejemplo, no es lo mismo un bono del gobierno que ofrece una tasa fija más baja, que un activo en constante volatilidad de los mercados como las monedas digitales.  De ahí que incentivar una cultura de tolerancia riesgo, permita a los inversionistas enfrentar esta condición inherente en el mercado. 

La indecisión producida por el rendimiento de una inversión generalmente se debe a los cambios que sufre el sector en el que se opera, a la imposibilidad de devolución del capital por alguna de las partes y por la inestabilidad de los mercados financieros.

Bajo esta perspectiva, existen principalmente 4 tipos de riesgo: 

  • Mercado: afecta la estabilidad de los mercados financieros, tales como una crisis económica o una guerra. 
  • Liquidez: cuando una empresa, al invertir su liquidez se reduce. Esto implica llevar a cabo acciones como bajar precios y reducir ganancias.
  • Inflación: cuando este indicador aumenta existe la posibilidad de que supere la rentabilidad de tu inversión. Esto afecta en la capacidad adquisitiva del capital.
  • Legislativo: depende directamente de decisiones, acciones y leyes que puedan afectar las actividades de las empresas.

También puedes leer: Capital emprendedor, ¿oportunidad ante una desaceleración económica?

¿Qué es cultura de tolerancia al riesgo?

Por lo general, un inversionista puede presentar cierto rechazo a exponer su portafolio a factores adversos en el mercado, esto debido al “miedo” de perder el capital inicial; es decir, no tiene una cultura de tolerancia al riesgo.

Una cultura de tolerancia al riesgo en una inversión facilita que este factor funcione a favor de la estrategia. En general, una inversión está expuesta a contingencias aunque los activos con mayor exposición ofrecen mejores rendimientos, por ello, con una cultura de tolerancia al riesgo el inversionista puede usarlo a su favor y le permite una mejor gestión de su portafolio.

Uno de los mecanismos de inversión que más se asocia con el riesgo es el capital privado. Este modelo se especializa en estimular el crecimiento de empresas y emprendimientos desde una etapa inicial hasta su consolidación. 

Dependiendo del nivel de desarrollo que requiera la empresa o emprendimiento, será el punto de inversión para estructurarse. Como inversionistas, estos son las tres fases fundamentales: 

  1. Etapa semilla: las inversiones van de mil a un millón de dólares. Por lo general, el capital proviene de inversionistas ángeles, aceleradoras, o de amigos y familiares. 
  1. Etapa temprana: con inversiones que van de los 100 mil a 25 millones de USD. En esta fase invierte el capital emprendedor y la empresa busca desarrollarse y crecer en el mercado.
  1. Etapa de crecimiento: con inversiones de 3 a 50 millones de dólares. Para esta parte de la empresa ya cuenta con un modelo de negocio consolidado y obtienen alternativas de inversión como los private equity.

También puedes leer: Levantar capital privado: de semilla a cotizar en la bolsa

Cultura del inversionista en México

Denis Yris, director general de WORTEV CAPITAL, explica que en México existen menos de 350 fondos de Venture Capitalque incentiven el ecosistema emprendedor y procuren las innovaciones del sector en el que se están desenvolviendo. 

La firma detalla que el capital de emprendedor tuvo un alza anual de 54% al cierre del 2021, con el sector fintech liderando las rondas de inversión en América Latina, ya que concentró 39% del total del venture capital.

En México el acceso a venture capital es mínimo. De acuerdo con la AMEXCAP, la inversión en México creció 43% en los últimos 10 años, reflejo del margen de crecimiento que mantiene esta industria. Aún así, el miedo al riesgo por invertir en emprendimientos de etapas tempranas sigue siendo un obstáculo. de ahí el valor de incentivar una cultura de tolerancia al riesgo.

Asimismo, es importante considerar el tiempo ya que las inversiones de largo plazo disminuyen la especulación. Inversiones de mayor plazo permiten que los fondos se protejan contra alguna crisis, las inversiones son más estables.

También puedes leer: Startups unicornios, ¿resisten ante coyuntura global?

Cultura de tolerancia al riesgo en tus inversiones 

En su mayor parte, el inversionista mexicano cuenta con una cultura de miedo o cautela hacia las inversiones en general. Como se encuentra hoy la economía y las alternativas de inversión, debe incentivarse la cultura de tolerancia y no verlo como algo negativo o malo. 

Ninguna inversión se encuentra garantizada por completo y cada una está expuesta a la volatilidad del mercado, pero hay distintas opciones de acuerdo al perfil de cada inversionista, la diversificación de su portafolio y el plazo.

Denis Yris señala que tanto inversionistas como emprendedores, deben de considerar la tolerancia al riesgo. Ante este factor, un emprendedor puede frenar nuevas ideas y los inversionistas temen apoyar a un emprendimiento en constante cambio, cuando en realidad es el momento en el que debe estimularse el crecimiento de estas ideas y darles las herramientas para fortalecerse.

“Ante la volatilidad de los mercados y el panorama del Venture Capital, mecanismos alternativos de inversión como Venture Debt son muy atractivos para los inversionistas. El Venture Debt es una opción de capitalización para reactivar la economía a través de los emprendimientos”

Denis Yris, CEO de WORTEV CAPITAL.

También puedes leer: Capital semilla, una inversión en empresas emergentes

Capital privado, ¿una inversión de riesgo?

Detrás de una gran crisis existen grandes oportunidades. Ante la volatilidad de los mercados, mecanismos de inversión como venture debt son muy atractivos para los inversionistas. Muchos de ellos, fomentan y conocen esta cultura de tolerancia al riesgo.

Como firma de capital que impulsa emprendimientos en etapas muy iniciales, contamos con un fondo que opera bajo el esquema de venture debt, lo que nos permite capitalizar a las empresas, acompañarlas a través de la aceleradora y disminuir la incertidumbre inherentes de las nuevas empresas sin depender de su salida a bolsa, es decir, no está sujeto a bajas o altas del mercado de bolsa.

El Venture Debt es una nueva opción de capitalización para reactivar la economía a través de los emprendimientos.

WORTEV CAPITAL toma el modelo de venture debt en su Fondo Startup para estimular el ecosistema emprendedor a cambio de mejores rendimientos. 

La firma inyecta capital y acompaña el desarrollo del emprendimiento con una aceleradora nuclear que le brinda un grupo de expertos en diferentes disciplinas. Mientras que el inversionista recibe rendimientos de 24% anual.