27 de octubre de 2022

La industria venture capital es uno de los mercados que siempre está en busca de innovación y sectores con un alto potencial de crecimiento. El 2021 fue uno de sus mejores años al romper récords de inversión en los distintos sectores. Sin embargo, durante este 2022, los inversionistas han mantenido cautela, enfocando su atención en sectores clave.

El panorama actual en los diferentes mercados lleva a los inversionistas en venture capital a evaluar, de forma consciente, los modelos de negocios, rentabilidad y sostenibilidad en las empresas que buscan una inyección de capital. Además de concentrar su atención en sectores específicos y con potencial de crecimiento. 

Podría interesarte: Estos sectores detonan la inversión en empresas en etapas tempranas

5 sectores que atraen a la industria venture capital

El panorama de incertidumbre a nivel global golpeó sectores enfocados en el consumidor. Actualmente, los inversionistas se cuestionan sobre los cambios en el comportamiento de éste, lo que originó que más modelos de negocio se cuestionen cómo acercarse al consumidor, de acuerdo con el Q3’22 Venture Pulse Report, Global trendsde KPMG.

A partir de los resultados en inversiones y las perspectivas en los mercados, el reporte destaca 5 sectores que ganan terreno en la industria del venture capital:

Energía alternativa

El sector energético fue uno de los grandes ganadores en la atracción de capital privado a nivel mundial. El acelerado aumento de los precios de la energía en diferentes partes del mundo impulsó el interés de los inversionistas para estimular el desarrollo de energías alternativas. 

A nivel global, la empresa estadounidense en desarrollo de energía, TerraPower, recaudó 750 millones de dólares; mientras que Gokin Solar, con sede en China, consiguió 369 millones de dólares. 

Las empresas enfocadas en el desarrollo de energías alternativas y con bases en los criterios ESG, también mantuvieron su atractivo dentro de la industria del venture capital. La  compañía Xpansiv, que ofrece infraestructura para el desarrollo de productos ambientales que impulsen la agricultura, la energía y  materiales, lideró con el aumento de 500 millones de dólares.

Salud y Biotecnología 

El cuidado de la salud y la biotecnología siempre han sido sectores de gran interés para el venture capital. Durante el tercer trimestre del 2022 los inversionistas se mantuvieron interesados en la modernización del sector, así como en incentivar el estudio de áreas como la inclusión de Inteligencia Artificial (IA) en la biotecnología. Así como la atención médica desde casa y la búsqueda de soluciones para la salud mental. 

Durante el tercer trimestre del 2022 Bioformis, empresa estadounidense de atención médica virtual y terapias en casa recaudó 320 millones de dólares en la industria venture capital. También, la compañía Cera Healthcare Technology Systems, con sede en Reino Unido, recaudó 312 millones de dólares. Mientras que la firma Sironax, en China, recaudó 200 millones de dólares. 

Foodtech 

Los hábitos del consumidor junto con la implementación de nuevas tecnologías están cambiando todas las industrias, una de ellas es la alimentación. Foodtech rediseña la alimentación de la mano del uso de tecnologías como la Inteligencia Artificial (IA), el big data o el Internet de las Cosas (IoT).

De acuerdo con Dealroom, los inversionistas se mantienen optimistas con esta industria y durante el primer trimestre del 2022 foodtech obtuvo una inversión de 9,200 millones de dólares en capital privado. Las inversiones se concentraron en sectores como delivery, supermercados en línea y proteínas alternativas, por mencionar algunos. 

 Inteligencia Artificial y machine learning

Durante los últimos años, la inteligencia artificial y el machine learning recibieron gran atención de los inversionistas alrededor del mundo. El reporte de KPMG, asegura que el sector ha madurado lo suficiente como para que las startups descubran distintos  nichos en los que se puedan utilizar estas tecnologías y así impulsar la innovación en las diferentes industrias. 

Con las exigencias del mercado actual, las empresas emergentes pueden obtener valor y sostenibilidad con el uso de la inteligencia artificial y el machine learning. Lo que se augura como un gran atractivo para los inversionistas de la industria venture capital. 

Ciberseguridad

La ciberseguridad mostró resiliencia durante el último trimestre y los inversionistas en capital privado mantuvieron el interés en este sector. En Europa se enfocaron, principalmente, en las empresas que ayudan a las corporaciones a consolidar su capacidad para identificar, abordar y gestionar amenazas cibernéticas. 

Las empresas Talon recaudó 100 millones de dólares, mientras que la Cymulate consiguió 70 millones de dólares; ambas compañías con sede en Israel. 

De acuerdo con KPMG, para el último periodo del 2022 se espera que los inversionistas en venture capital mantengan la cautela. Sin embargo, concentrarán esfuerzos en aquellas empresas que que formen parte de sectores económicos resistentes y que muestren su capacidad de alcanzar rentabilidad

Un ejemplo es el sector edtech, que durante la pandemia experimentó un crecimiento exponencial. Durante el 2021 alcanzó una inversión en venture capital cerca de los 500 millones dólares en América Latina, según datos del BID Lab.

Con ello se espera que en los próximos meses la industria consolide su presencia en el mercado. Además, los fondos de inversión impulsan su desarrollo como un elemento fundamental para disminuir la desigualdad educativa. 

Por otro lado, la robótica es otra industria que mantendrá el atractivo para los inversionistas en venture capital. Ya que se posiciona como una de las principales alternativas para la optimización de los procesos industriales.

WORTEV CAPITAL invierte en estos sectores para incentivar la innovación dentro del ecosistema emprendedor del país. Su modelo de inversión es pionero en México pues retoma el modelo venture debt. Invierte en empresas emergentes de la mano de la primera aceleradora nuclear de negocios que respalda la operación de los emprendimientos en diferentes áreas estratégicas, asegurando su éxito.

De esta forma se genera un ecosistema de inversionistas y emprendedores que impacten positivamente a todos.